¿Qué hacer? ¿Lo urgente o lo importante?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué hacer? ¿Lo urgente o lo importante?

COMPARTIR

···

¿Qué hacer? ¿Lo urgente o lo importante?

08/02/2019
Actualización 08/02/2019 - 11:10

Me acabo de encontrar un enfoque diferente al viejo problema de lo “importante contra lo urgente”. El enfoque tradicional, que creo que todos conocemos, es el de Stephen Covey que trata del First Things First (Primero, lo primero. Free Press, 1996). El no tradicional y que acabo de descubrir es nada menos que del General Dwight Eisehower, comandante de las tropas aliadas en Europa durante la Segunda Guerra Mundial y Presidente de Estados Unidos entre 1954 y 1960, una de las épocas de mayor prosperidad de ese país.

Con frecuencia cito una frase del Gral. Eisenhower que me parece muy buena: “Plans are worthless, but planning is everything”, que traducida libremente diría: “Los planes son inútiles, pero la planeación lo es todo”. En efecto las personas que planean lo saben muy bien, la principal ventaja de hacer un plan no es tener el plan por escrito. No, la principal ventaja es “vivir” el proceso de elaborarlo.

Este proceso llamado planeación es donde uno elabora un diagnóstico de una situación y que posteriormente resulta muy útil, porque es necesario hacerse preguntas difíciles, muchas veces planteándose posibles escenarios (¿Qué pasaría si….?) y el simple hecho de contestar dichas preguntas es una excelente preparación para lo que pueda venir después.

Privilegiar la planeación sobre el plan es como, en unas vacaciones, privilegiar el recorrido sobre el destino. En un crucero, por ejemplo, es más importante el recorrido que el destino.

El enfoque de Eisenhower

Eisenhower presenta una visión muy interesante, a la que llamaremos la matriz Eisenhower. “Tengo dos clases de problemas; los urgentes y los importantes, los urgentes no son importantes y los importantes jamás son urgentes”, afirmaba el general al respecto. Seguro que en nuestras listas de pendientes ponemos cosas importantes y urgentes indistintamente, sin diferenciar.

La matriz nos ayudará a entender cómo y por qué hay que diferenciarlos. En sus cuatro espacios, el eje horizontal representa la urgencia (urgentes y no urgentes) el eje vertical la importancia (importantes y no importantes). Dedíquele un poco de tiempo a categorizar cada uno de sus pendientes en el espacio o casilla que le corresponda y así no perderá tiempo en las actividades que no hay que hacer.

La matriz nos permite descubrir que el tiempo que perdemos en actividades urgentes pero no importantes, nos descarrila de nuestras tareas realmente importantes (aunque no urgentes). A continuación la matriz, que incluye con ejemplos qué hacer para cada clasificación de actividad, según Eisenhower:

* El autor es profesor del Área de Política de Empresa (Estrategia y Dirección) en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE) y director de Programas In-company en la misma institución.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.