Gobierno Corporativo ¿De qué se trata?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gobierno Corporativo ¿De qué se trata?

COMPARTIR

···

Gobierno Corporativo ¿De qué se trata?

13/09/2019

Últimamente el tema de Gobierno Corporativo se ha puesto de moda. Quizá tenga que ver con un nuevo estilo de dirigir más participativo, más colegiado y más incluyente. Los directores “mandones” de la vieja escuela —que gritaban y estaban acostumbrados a ser obedecidos al pie de la letra— no solo son los menos y están pasando de moda: resultan cada vez más ineficientes.

Los nuevos directores son más incluyentes, escuchan para motivar mejor y de manera “empática”, observan y atienden a los miembros de su equipo para entender sus intereses, sus motivaciones y anhelos para poder incluirlos en sus planes de trabajo y obtener entonces que las personas trabajen con gusto al lograr no solo los objetivos de la empresa, sino también los propios.

En el fondo, estos son los elementos de un buen gobierno: escuchar a los demás, incorporar sus intereses, tomar en cuentas sus opiniones y manejarse con decisiones colegiadas. No es fácil, pero resulta mucho más eficaz y justo. En suma, se obtienen resultados de mayor calidad. Ya hemos afirmado en este espacio que el buen líder no es mejor que los miembros de su equipo, por el contrario, ellos lo superan en lo que hacen. Por ello, la función de este buen líder es precisamente hacerlos trabajar en equipo.

Se trata de otorgarle “vida propia” a la empresa, algo que adquirirá en la medida que armonice los intereses de cada miembro con el bien de todos, y esa es precisamente la esencia y la base de un buen Gobierno Corporativo: crear medios para incrementar el grado de participación, legitimidad y representatividad en la gestión y gobierno de una empresa. Y lo buscamos no sólo porque es justo, sino porque incrementa la eficacia de la organización.

Definiendo el término Gobierno, éste proviene del latín “gubernare” que significa mandar con autoridad, guiar y dirigir. Es la acción y efecto de gobernar. Corporativo, por su parte, proviene del latín “corpus” que significa cuerpo, es decir, perteneciente o relativo a una corporación o comunidad. Ambos conceptos según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Por lo tanto, Gobierno Corporativo es el sistema bajo el cual las empresas son dirigidas y controladas para lograr sus objetivos. Aquí entendemos por empresa a esa comunidad de trabajo y capital dedicada a hacer negocio, en la que cada miembro (stakeholder) aporta y recibe valor de diversas maneras y persigue sus propios fines. Asimismo, a la empresa la podemos visualizar como un bien común en el que todos construyen y comparten.

Gobierno Corporativo es entonces el conjunto de principios que norman la actuación de los órganos de gobierno de una empresa, como son el Consejo de Administración y los Comités que lo apoyan. Tiene los siguientes Principios:

• Proteger los derechos de accionistas.

• Asegurar el tratamiento equitativo para todos los accionistas (incluyendo minoritarios y extranjeros).

• Reconocer los derechos de terceras partes interesadas y promover una cooperación activa entre ellas.

• Asegurar que haya una revelación adecuada y a tiempo de todos los asuntos relevantes de la empresa, incluyendo la situación financiera, su desempeño, la tenencia accionaria y su administración.

• Asegurar la guía estratégica de la compañía, el monitoreo efectivo del equipo de dirección por el consejo de administración y las responsabilidades del Consejo de Administración con sus accionistas.

El Gobierno corporativo implica cuatro elementos:

1. Un Consejo, que asesora al Director en la elección de futuro, y ante el cual el Director responde de sus acciones (esa Accountability que traducimos libremente como rendición de cuentas). Los miembros del consejo también utilizan sus relaciones (networking - contactos) para apoyar a la empresa.

2. Auditoría Interna, cuyo fin es llevar en orden las cuentas (ingresos y egresos) de la empresa.

3. Auditoria Externa, que responde directamente al Consejo y que supervisa ingresos y egresos de la empresa (y partidas del balance).

4. Dirección eficaz, que plantea la estrategia de la empresa (asesorado por el Consejo) y que se ocupa de ir “desarrollando” a la empresa (en sus capacidades organizacionales) para ir implantando –ejecutando- la estrategia y así lograr los objetivos propuestos.

Estos aspectos bien coordinados y funcionando nos dan como resultado un Gobierno Eficaz de la empresa.

Además, el Gobierno Corporativo tiene cuatro pilares, según la Fundación de Investigación para el Desarrollo Profesional (FINDES):

1. Transparencia. Revelación exacta y puntual de todos los temas estratégicos: Finanzas, Desempeño, Propiedad y Gobierno Eficaz.

2. Rendición de Cuentas. Resultados de la empresa en base a las responsabilidades asignadas al a la Dirección (y al Consejo), por el propio Consejo.

3. Equidad. Proteger los derechos de los accionistas, incluyendo a los minoritarios.

4. Responsabilidad Corporativa. Reconocimiento de los derechos de todas las partes legalmente (y éticamente) interesadas (estamos hablando de la responsabilidad con los involucrados; los llamados stakeholders).

Un tema muy interesante que da para más, pero se nos acaba el espacio, ya haremos más reflexiones.

*El autor es profesor del Área de Política de Empresa (Estrategia y Dirección) en el IPADE Business School. cruiz@ipade.mx

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.