Carlos Ruiz Gonzalez

“El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer”

El futuro está en constante evolución, y la disposición para aprender y adaptarse es crucial para mantenerse relevante y eficaz.

“No cuentes los días. Haz que los días cuenten”

Mohammed Alí

Jorge Luis Borges, escritor argentino, afirmó “El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer”, una frase que se presta muy bien a reflexión para días como estos, al inicio de un nuevo año porque resalta la importancia que tienen la acción y la toma de decisiones en la creación y configuración del futuro.

Ya lo afirmó el Dr. Carlos Llano en su libro, El nuevo empresario en México (Fondo de Cultura Económica, México, 1995), en el que reflexionó sobre la capacidad de emprender, tanto en lo concerniente a cada uno como persona, pero también en lo referente a la propia empresa: la piedra de toque de quien dirige es “la capacidad de emprender esa empresa única e importantísima que es la propia vida”.

Aquí vale la pena recordar la muy acertada definición de emprender del profesor Howard Stevenson, quien fuera director del área de Entrepreneurship en la Harvard Business School: “Emprender es la búsqueda de oportunidades independientemente de los recursos controlados inicialmente”. Es buscando (y desarrollando) esas oportunidades donde se va forjando el futuro, lo que va a pasar.

Reflexiono sobre la afirmación de Borges:

Enfoque en la acción. Enfatiza la idea de que el futuro no es simplemente un destino predeterminado, sino más bien el resultado de nuestras elecciones y acciones en el presente. Subraya la responsabilidad individual y colectiva de tomar medidas para dar forma al futuro deseado.

Empoderamiento personal y colectivo. Es inspiración para empoderar a las personas a reconocer su capacidad para influir en su propio destino y en el curso de eventos. Anima a asumir la responsabilidad y ser agentes activos en la creación de un futuro mejor.

Planeación estratégica. Destaca la importancia de la planeación estratégica y la toma de decisiones informadas. En lugar de simplemente reaccionar a los eventos, se trata de anticipar, planear y actuar de manera proactiva para dar forma a los resultados futuros.

Innovación y creatividad. Destaca la necesidad de innovar y ser creativos al abordar los desafíos futuros. La capacidad de pensar de manera innovadora y encontrar soluciones creativas es esencial para enfrentar los cambios y construir un futuro sostenible y exitoso.

Aprendizaje continuo. Subraya la importancia del aprendizaje continuo y la adaptabilidad. El futuro está en constante evolución, y la disposición para aprender y adaptarse es crucial para mantenerse relevante y eficaz.

Colaboración y acción colectiva. Destaca la idea de que el futuro se construye mejor a través de la colaboración y la acción colectiva. Debemos inspirar a las personas a trabajar juntas hacia metas comunes y abordar desafíos, mediante la cooperación.

Conciencia del impacto. Fomenta la reflexión sobre el impacto de nuestras acciones en el futuro. Cada elección que hacemos tiene consecuencias, y debemos de considerar cómo nuestras decisiones contribuyen a la dirección que toma el futuro.

Sostenibilidad y responsabilidad social. Destaca la importancia de tomar decisiones conscientes y éticas para construir un futuro sostenible y socialmente responsable. La responsabilidad hacia las generaciones futuras es aquí un tema clave.

Resiliencia y superación de adversidades. Enfatiza la resiliencia como un componente crucial para afrontar los desafíos y superar las adversidades en la construcción del futuro. Las crisis pueden presentar oportunidades para el cambio y la mejora.

Desarrollo personal y profesional. Motiva a la búsqueda constante de desarrollo personal y profesional. El aprendizaje y el crecimiento continuo son fundamentales para adaptarse y prosperar en un mundo que cambia rápidamente.

El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer” es un recordatorio poderoso de que el futuro está en nuestras manos y que nuestras acciones presentes determinan la dirección que tomaremos. Nos insta a ser conscientes, proactivos y comprometidos con la construcción de un futuro significativo.

COLUMNAS ANTERIORES

Planeación: el proceso de formulación de la estrategia
Estudiar, aprender: algunos consejos

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.