Carlos Ruiz Gonzalez

La amenaza constante de posibles nuevas pandemias, una preocupación global

La crisis de la pandemia de Covid-19 generó una serie de aprendizajes en diversos aspectos y resaltó fuertemente la vulnerabilidad de la sociedad ante enfermedades infecciosas emergentes.

“Ser desafiado en la vida es inevitable. Ser derrotado es opcional”

Anónimo

En la FIL de Guadalajara, que concluyó la semana pasada, mi amigo Jesús Villaseñor presentó su libro, el cual comentamos en estas páginas (EF, 9/junio/2023). El título es, sin duda, polémico y atrayente “Bienvenidas la crisis”(1).

Y es que las crisis dejan valiosas enseñanzas: recordemos una de las más fuertes que ha atravesado México: el temblor del 19 de septiembre de 1985, que llegó de manera inesperada

¿Qué enseñanzas dejó? Anotemos tres. En primer lugar, el reglamento de construcciones fue modificado y el examen para ser perito y supervisor de obra se convirtió en uno más estricto que ahora incluye penas fuertes en caso de que los edificios colapsen. ¿El resultado? En un temblor similar, varios años después, en 2017, no se derrumbaron tantos edificios y hubo un número de muertos inferior al del 1985.

En segundo lugar, en escuelas, oficinas y diferentes organizaciones se hizo costumbre recibir capacitación sobre qué hacer en caso de un temblor. Además, se formaron brigadas con responsables y tareas por hacer. Ahora estamos mucho mejor preparados.

En tercer lugar, varios especialistas afirman que, el nacimiento de la democracia en México se debe en buena parte a que la “sociedad civil” se organizó para prestar ayuda a los damnificados, y así, sin querer, se dio cuenta de que podía organizarse y tomar un papel protagónico. Lo anterior fue un logro muy importante que apuntaló la democratización del país.

La crisis de la pandemia de Covid-19 también generó una serie de aprendizajes en diversos aspectos y resaltó fuertemente la vulnerabilidad de la sociedad humana ante enfermedades infecciosas emergentes. Consideremos que la amenaza constante de posibles nuevas pandemias es una preocupación global y por eso es clave repasar algunos de los aprendizajes más destacados de esta crisis:

1. Importancia de la salud pública: La pandemia resaltó la necesidad de invertir en sistemas de salud pública sólidos y eficientes. Los países tomaron conciencia de la importancia de tener infraestructuras de salud capaces de hacer frente a emergencias sanitarias.

2. Colaboración internacional: La respuesta a la pandemia demostró la importancia de la cooperación global. Se ha observado una mayor colaboración entre países, organizaciones internacionales y empresas para compartir recursos, conocimientos y tecnologías.

3. Resiliencia y adaptabilidad: La capacidad de adaptarse rápidamente a situaciones cambiantes se volvió crucial. Tanto a nivel individual como organizacional, la resiliencia y la flexibilidad demostraron ser elementos clave para sobrellevar los desafíos.

4. Transformación digital: La pandemia aceleró la adopción de tecnologías digitales en diversos sectores. El trabajo remoto, la educación en línea, las consultas médicas virtuales y otras formas de digitalización son más comunes y viables en muchos casos.

5. Importancia de la ciencia y la investigación: La rápida respuesta científica para desarrollar vacunas y tratamientos resaltó la necesidad de apoyar la investigación y la ciencia. La inversión en investigación médica e infraestructuras científicas es ahora aún más crítica.

6. Equidad y justicia social: La pandemia exacerbó las desigualdades en muchas sociedades. Mostró la importancia de abordar cuestiones de equidad y justicia social para garantizar que todos tengan acceso a recursos básicos como atención médica, educación y empleo.

7. Preparación para emergencias: La necesidad de estar preparados para emergencias a nivel global es evidente. La planificación y las inversiones en preparación para pandemias y otros eventos catastróficos son esenciales para mitigar el impacto futuro.

8. Conciencia ambiental: La relación entre la salud humana y la salud del medio ambiente es más clara. La degradación ambiental y la pérdida de biodiversidad pueden aumentar el riesgo de aparición de enfermedades zoonóticas, destacando la importancia de abordar los problemas ambientales.

Estos aprendizajes pueden influir en la toma de decisiones a nivel individual, comunitario y gubernamental, conforme se avanza después de la pandemia, buscando construir sociedades más resilientes, justas y preparadas para futuros desafíos.

Debido a las fiestas de fin de año, esta columna se volverá a publicar el 5 de enero de 2024, ¡Felicidades!

(1)Jesús Villaseñor, “BIENVENIDAS LAS CRISIS: Porque ofrecen OPORTUNIDADES”, Ed. Barker & Jules, USA, 2023

El autor es profesor del Área de Política de Empresa (Estrategia y Dirección) en el IPADE.

COLUMNAS ANTERIORES

Cuidando la salud; reflexiones al acercarse a la jubilación
¿Cuál es el rol del consejo en la sucesión de empresas familiares?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.