Carlos Ruiz Gonzalez

¿Qué podemos aprender de la NASA?

En la NASA, consideran que su trabajo es más que una simple profesión, es un propósito para toda la vida: La pasión y la oportunidad de cambiar la historia de la humanidad.

“La exploración es realmente la esencia del espíritu humano y, hacer una pausa, vacilar, o dar la espalda a la búsqueda del conocimiento, es perecer”

Frank Borman (astronauta, CEO de Eastern Airlines)

La NASA evoca aventura, exploración espacial, ciencia ficción, científicos y técnicos trabajando juntos. En 1962 el presidente Kennedy afirmaba en un clásico discurso: “Antes de que termine la década pondremos a un hombre en la luna y lo regresaremos sano y salvo”. Excelente ejemplo de cómo debe formularse una visión.

Algunas reflexiones de aprendizaje:

1. Hemos dicho que la innovación debe tener fechas límites, donde se entreguen resultados. En el caso de la NASA —pensemos en el lanzamiento de un cohete— todo tiene que estar al punto, por eso, se utiliza la cuenta regresiva, un método para tener presente la fecha límite.

2. El fracaso no es una opción. Es el título de la autobiografía de Gene Kranz, director de vuelos de la NASA. Esta famosa frase la dijo cuando su equipo en tierra señaló que dadas las limitaciones era complicadísimo que los astronautas del Apolo XII regresaran vivos a la tierra. Una frase que lo dice todo…

3. Trabajar en equipo, bajo presión. Recientemente hemos hablado de los equipos “Agile”; equipos funcionales para resolver problemas, más en “redarquía”, que en jerarquía, donde se unen ingenieros, científicos, managers, proveedores y juntos, con base en prueba y error, se van “aproximando” a la definición de soluciones concretas, viables y operativas. Esto en un contexto donde cada proyecto cuesta cientos de millones de dólares.

4. El liderazgo de la NASA es “personal”. Cada uno asume sus responsabilidades: el líder de un equipo, los miembros del mismo y, finalmente el liderazgo personal, que es el compromiso único con uno mismo; el difícil, pero muy importante arte de liderarse a sí mismo.

5. Forjando líderes en la NASA. El principal reto de la NASA es: el desarrollo de su fuerza laboral (mucho más difícil que lanzar transbordadores espaciales o llegar a Marte, que ya de por sí es complicado). En la NASA parten del conocimiento de su gente; conocen muy bien sus capacidades, fortalezas, debilidades y logrando que trabajen en equipo eficazmente, aportando, responsablemente y sin miedo a expresar su opinión. Empleando la “seguridad psicológica” para que expresen sus ideas abierta y libremente.

6. Saber prudencial en acción. Resolviendo las cosas. En las misiones de la NASA hay cosas inciertas, pues continuamente hay que enfrentarse a la realidad para cambiarla. Este es un desafío constante porque si se quisiera correr un riesgo cero nunca volarían. Es aquí donde se ve claramente el saber prudencial funcionando: diagnosticando, decidiendo y ejecutando continuamente y en equipo para ir “resolviendo”.

7. Motivación. Hay un grupo de ingenieros de software en la NASA que trabajaron en un proyecto durante cinco años por 12 horas diarias. Durante ese periodo, solo dos renunciaron y no es un tema de dinero, ¿qué les motiva a tanto trabajo duro y lealtad? La pasión que sienten por lo que hacen, y asumir al audaz propósito de la NASA.

¿Cuál sería la principal diferencia entre la NASA y las empresas comunes y corrientes? Quizá sea su legado (logros muy importantes) y su propósito, elevado y audaz:

Propósito. “La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) es la agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la exploración espacial, la tecnología espacial, las ciencias de la Tierra y del espacio y la investigación aeronáutica de los Estados Unidos. La NASA inspira al mundo al explorar nuevas fronteras, descubrir nuevos conocimientos y desarrollar nuevas tecnologías”

A pesar de tener un propósito tan elevado y de sus impresionantes logros, la NASA continúa fijándose metas muy desafiantes; su visión, misión y valores no son declaraciones, sino algo que ‘viven’ con sus decisiones y acciones todos los días.

Visión. “Explorar los secretos del universo en beneficio de todos”.

Misión. “La NASA explora lo desconocido en el aire y el espacio, innova en beneficio de la humanidad e inspira al mundo a través del descubrimiento”.

Valores fundamentales compartidos. Seguridad, integridad, trabajo en equipo, excelencia, inclusión.

Hay trabajos y hay carreras. En la NASA, consideran que su trabajo es más que una simple profesión, es un propósito para toda la vida: La pasión y la oportunidad de cambiar la historia de la humanidad.

No existe un libro de “management” en la NASA, pero si podemos aprender de ellos…

*Profesor decano del área de Política de Empresa (Estrategia y Dirección) en el IPADE

COLUMNAS ANTERIORES

Cuidando la salud; reflexiones al acercarse a la jubilación
¿Cuál es el rol del consejo en la sucesión de empresas familiares?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.