Carlos Ruiz Gonzalez

¿Qué queremos decir cuándo decimos oportunidad?

¿Qué es una oportunidad? En principio, es un hecho, pero ¿qué lo convierte en una oportunidad?

Con agradecimiento a Diana Servín,

por haberme hecho conocer la interesante

historia de Ousman Umar

“Si no puedes volar, corre.

Si tampoco puedes correr, camina.

Si no puedes caminar, gatea o arrástrate,

pero siempre sigue moviéndote, buscando,

persiguiendo una oportunidad”

Ousman Umar

Emprendedor social de Ghana.

Ousman Umar es un ghanés con una historia extraordinaria. Cuando salió de Ghana y atravesó el Sahara, la mayoría de quienes le acompañaban murieron en el recorrido. Llegó a la costa de Libia, hizo una balsa, salió al mar y casi todos los tripulantes murieron ahogados cuando su balsa se hundió.

Aunque después de todo esto, finalmente logró llegar a Europa, lo que llama la atención de su testimonio es que ese no fue el fin de su aventura, ese no era su objetivo y ahí no estaba su oportunidad. Lo que él quería era realmente mejorar la vida de los compatriotas de su tribu. Persiguió esa oportunidad y la alcanzó.

Umar consiguió 12 mil euros, regresó a su país, compró 45 computadoras, mesas y sillas, contrató a dos profesores y puso en marcha un ‘Aula Informática’ donde, actualmente, más de 15 mil personas tienen acceso a educación digital.

A veces, la estrategia consiste en desarrollar las habilidades y hacerte de los recursos que te permitirán aprovechar la oportunidad, como lo hizo este emprendedor social que cuenta su historia en este link https://www.youtube.com/watch?v=sXhA8MbaaZA

Un viejo y conocido análisis: el FODA

Cuando hablamos de estrategia, siempre iniciamos por el paso previo: elaborar un diagnóstico que permita ver clara y objetivamente dónde estamos. Para esto se recurre mucho al famoso análisis FODA (Fuerzas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas), también conocido como SWOT, por sus siglas en inglés: Strengths, Weaknesses, Opportunities, Threats.

Este ejercicio se originó en los años 60 en el Centro de Innovación de la Universidad de Stanford, establecido en 1946.

Las Fuerzas y Debilidades se refieren a la parte interna de la organización. Las fuerzas son esas capacidades, competencias y recursos con que cuenta la empresa; las debilidades son las propias limitaciones de la empresa.

Las Oportunidades y Amenazas son los hechos del entorno, las primeras las podemos aprovechar si tenemos capacidades para hacerlo; las segundas son los factores externos que ponen en peligro o en riesgo a la empresa. Aunque ya hemos hablado del tema, esta vez quiero profundizar en las Oportunidades.

Definiendo ‘Oportunidad’

¿Qué es una oportunidad? En principio, es un hecho, pero ¿qué lo convierte en una oportunidad? Se vuelve oportunidad si tenemos las capacidades, habilidades o recursos para aprovecharlo, si no, es un simple hecho.

Dos ejemplos un poco (muy) simples, para fijar el concepto

Supongamos que tenemos una agencia de viajes y de pronto hay una devaluación fuerte. ¿Este hecho es una oportunidad o una amenaza para la agencia? Como sucede a menudo, la respuesta clásica es: depende. Si nuestra agencia organiza tours de extranjeros a Xochimilco, es una enorme oportunidad, pero si organiza viajes de clasemedieros a Estados Unidos y Europa, es una amenaza. La respuesta ‘estratégica’ sería organizar tours en México para extranjeros.

Estamos leyendo el periódico, vemos una oferta de lotes en Los Cabos para desarrollos turísticos. ¿Precio? 20 millones de dólares. Si tenemos esos recursos, es una oportunidad, si no, es un anuncio más del periódico, Pero, si no tenemos el dinero, pero podemos conseguirlo, se va volviendo oportunidad. En efecto, a veces la estrategia consiste en desarrollar o adquirir capacidades o recursos (fuerzas) para poder aprovechar una oportunidad.

Según el diccionario de la Real Academia Española, Oportunidad es un “Momento o circunstancia que se hace o sucede en tiempo a propósito y cuando conviene para algo”.

Y hablando de la importancia de las Oportunidades, aquí la definición de la Harvard Business School (HBS) de Entrepreneurship: “Emprender es la búsqueda de oportunidades, independientemente de los recursos controlados inicialmente”.

Recordemos que los recursos económicos no son el principal recurso de un emprendedor, lo que lo define es identificar, perseguir y alcanzar una oportunidad. La empresa con mayor valor actual de mercado (2.54 millones de millones de dólares, al 2 de septiembre de 2021) es Apple, una empresa que arrancó sin recursos económicos, en 1976, en el garaje del papá de Steve Jobs.

Peter Drucker decía que la empresa inicia su existencia en el momento en que realiza una venta, ese momento en que el cliente paga la Propuesta de Valor (producto o servicio) que le ofrece la empresa. La Propuesta de Valor que se define cuando el empresario detecta una oportunidad para satisfacer una necesidad del cliente, ayudándole a resolver de manera más eficaz algún problema, y puede aprovecharla. El origen de la empresa está entonces en una oportunidad detectada, perseguida y alcanzada.

(Y pensando en el ejemplo de Ousman Umar, bien podríamos hablar de la importancia de la educación como agente de cambio, pero se nos acaba el espacio. Ya reflexionaremos próximamente).

* Profesor del Área de Política de Empresa (Estrategia y Dirección) en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE).

COLUMNAS ANTERIORES

Desafíos de 2022: reflexionando sobre la guía de 20 puntos de ‘The Economist’
Ing. Juan Grau: una vida exitosa, bien equilibrada

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.