Energía con H al Final

Reforma eléctrica sin intermediarios

López Obrador llama a los empresarios a defender el marco legal del sector energético que les heredó el peñismo, pero sin intermediarios.

Ya han pasado varios días desde que el presidente Andrés Manuel López Obrador extendió una invitación a los empresarios del país a que defiendan el marco legal del sector energético que les heredó el peñismo. Esto, aclaró el mandatario, sin intermediarios.

El llamado tiene diferentes interpretaciones, pero en fondo refleja el pésimo papel que han realizado los asesores empresariales, disfrazados de interlocutores, quienes han apostado por la confrontación, casi personal, con el gobierno de México, encabezado en ese sector por la Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Este primer frente utilizado por el sector empresarial para hacer llevar sus inconformidades entorno a la iniciativa de reforma eléctrica que se comenzará a discutir en todo el país, con la que la #4T pretende borrar la industria ‘moderna’ que les prometieron hace ya varios años, ya está desgastado, no tiene representatividad y terminó de derribar los pocos vínculos que tenían con ellos.

Hoy la interlocución es más que necesaria. Una reforma de este calado debe tener la garantía del consenso ‘a la buena’, no la garantía de esos pactos a voluntad y unilaterales que esconden intereses personales o de élite.

Ahora que ha pasado el rush presupuestal en el Congreso, la discusión de la reforma eléctrica será inevitable y acaparará la agenda de las siguientes semanas. En este sentido, es importante que el sector empresarial delinee una estrategia razonable para lograr representación ante los legisladores. Concentrarse en los ‘cómo sí' y no solo en los ‘no se puede’. Que dejen de enviar golpeadores que solo buscan fama, y pongan en la mesa de discusión rostros sapientes que aporten y ayuden a construir la reforma que el país necesita, y no la que les mandaron a comprar.

Se encienden focos

Durante los primeros dos años del gobierno de la #4T, una de las principales quejas de los proveedores de Pemex era la falta de pago, los retrasos constantes que afectaban toda su cadena y que los tuvieron por muchos meses en la zozobra. Pues bien, me cuentan esos mismos proveedores que los problemas se han solucionado, al menos en lo que tienen que ver con proyectos de exploración y producción. Sin embargo, hoy el problema se encuentra en las refinerías, especialmente en el proyecto insignia: Dos Bocas. Al parecer se tratan de problemas administrativos los que han detenido pagos importantes. Los focos se encienden.

Consigue certificación

Cotemar logró por sexto año consecutivo la Certificación Achilles, una condición indispensable para realizar proyectos estratégicos con Pemex, pues al ser un sistema de precalificación de proveedores, permite gestionar el riesgo en sus cadenas de suministro, así como garantizar que cumplen con los requisitos legales y los estándares humanitarios y ambientales de la empresa productiva del Estado; esto, pese a que año con año, Achilles incrementa su nivel de exigencia en beneficio de los clientes.

COLUMNAS ANTERIORES

Primero los pobres… ¿también en energía?
2022, año energético

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.