Editor de Mundo Farma, plataforma de industria farmacéutica, dispositivos médicos y salud

¿Qué pasará con los certificados de vacunación que tienen errores?

Muchas personas tienen la necesidad de viajar al extranjero, pero no pueden hacerlo porque se inmunizaron con vacunas no aprobadas por la OMS.

Si a veces hay errores hasta en el acta de nacimiento o en las credenciales del Instituto Nacional Electoral (INE), ¿por qué no iba a haberlos en los certificados de vacunación anti-COVID?

Solo que para las otras instancias, existe un procedimiento claro a seguir para hacer la corrección correspondiente. Pero en el caso del certificado de vacunación anti-COVID no hay un procedimiento estandarizado.

Quien esto escribe tiene varios conocidos que han andado del tingo al tango -con el consecuente contagio de COVID en el entretanto-, porque el certificado de vacunación tiene errores, ya sea porque no aparece el nombre completo, el CURP pertenece a alguien más, el lote de vacunación está mal tipeado, o bien, no aparece el esquema completo de vacunación.

La verdad es que esto es todo un tema que ha ocasionado fuertes dolores de cabeza a más de una persona que necesita viajar a otras latitudes y no puede ni siquiera comprar el boleto de avión porque el certificado de vacunación tiene errores.

No es un tema menor. En el magisterio, por ejemplo, cuando se empezó a hablar de que la vacuna de CanSino empezaba a perder su efectividad a los seis meses y la farmacéutica recomendaba una segunda dosis, el gobierno no salió a decir ‘esta boca es mía’, por lo cual muchos profesores empezaron a ir a vacunarse ‘a la libre’, con la idea de protegerse un poco en medio de la pandemia.

Lo peor de todo es que este mes de enero, con el booster para este gremio, muchos profesores volvieron a vacunarse, con lo cual ahora tienen todo un cóctel en sus venas. Por dar un ejemplo: primero CanSino, después AstraZeneca, y ahora Moderna. Pero su certificado de vacunación solo dice la primera que se aplicaron, en mayo del año pasado.

Como sabemos, existe la necesidad de muchos de viajar, ya sea por estudios, trabajo o simple placer, pero no pueden hacerlo porque, o bien se inmunizaron con vacunas que no están aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como varias que nos aplicaron a la población mexicana, o porque su certificado de vacunación tiene errores.

A pesar de que hay una página para hacer estas correcciones en el certificado de vacunación (https://cvcovid.salud.gob.mx/correccionDatos.html), lo que nos cuentan los usuarios es que, o bien no responden o la respuesta que les han dado no les ha resuelto el problema, así que es más que necesario que el gobierno salga a aclarar qué se hará con las personas que se vacunaron como se les ocurrió y si la dosis de refuerzo también saldrá en dicho documento. Es crucial saber qué hacer.

México, un país altamente atractivo para la investigación clínica

En esta columna hemos dicho, en más de una vez, que México reúne todas las condiciones para convertirse en un gran cinturón de investigación clínica en América del Norte, y más particularmente en América Latina.

Así nos lo confirma la nueva presidenta de la Alianza de CROs (ACROM): la investigación clínica tiene gran relevancia, la contribución y mejora en los tiempos regulatorios y competitividad en el mercado internacional de estudios clínicos es crítica. Y es que tanto las capacidades humanas como físicas de México, “nos hacen un país altamente atractivo”, por lo cual el trabajo en equipo de los diferentes sectores es crítico para atraer nuevos estudios y tratamientos para los pacientes en nuestro país.

No obstante, lo anterior no llegará solo, sino por la sinergia entre los diferentes actores, lo cual es un factor fundamental: gobierno, industria privada y sector académico.

Sin duda, ahora es un buen momento para la investigación clínica en el mundo, sobre todo por el indudable aumento de estudios clínicos en general, pero particularmente los estudios relacionados con COVID-19, tanto de nuevas vacunas como de fármacos relacionados. Todo ello ha hecho que los ojos del planeta entero hayan volteado hoy más que nunca a la investigación clínica.

A nivel regulatorio, habrá que observar de cerca el trabajo de modernización y digitalización de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), porque de ello dependen que las inversiones en este sector se mantengan y crezcan. Hasta ahora pinta bien, pero recordemos que “prometer no empobrece, el dar es lo que aniquila”.

Por cierto, Novartis anunció a mitad de enero de 2022 una inversión de 50 millones de dólares (mdd) para impulsar las capacidades del país como centro de investigación clínica. La farmacéutica de origen suizo enfatizó que la inyección de capital en México se hará en el ramo de investigación y desarrollo, y a mediano plazo, podría sumar más protocolos siempre y cuando se optimicen los tiempos de aprobación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que es algo en lo que se ha enfocado Alejandro Svarch, titular de la agencia sanitaria desde hace casi un año. Enhorabuena.

Época de gran incertidumbre

Ante la llegada de la cuarta ola de COVID-19 y la variante ómicron, que ha mostrado ser la mar de contagiosa, estamos en una época de gran incertidumbre por la pandemia, porque esto aún no termina.

Ahora más que nunca, dice el doctor Samuel Serfati, director general de Biolife México, “Es el momento de reforzar nuestras defensas y nuestro sistema inmunológico. Desde luego, hay que poner especial atención si tenemos enfermedades -como hipertensión, obesidad, diabetes, entre otras más- o somos mayores de 60 años, ya que eso nos hace más vulnerables”.

Los antioxidantes, como el Omega 5 Nanoemulsionado, sirven para mantener en buenas condiciones las células en todo el cuerpo humano. De esta manera, pueden desempeñarse de forma adecuada y estar preparadas para defenderse de posibles infecciones.

El botiquín

● Y ahora que ya vino la recomendación explícita de la OMS, ¿para cuándo la vacunación anti-COVID para los menores de 12 años?

● Adrián Cuadros Arellano, director general de MD Services, ¿hasta cuándo te seguiremos esperando?

COLUMNAS ANTERIORES

La pandemia ya no controla nuestras vidas
La vacuna anti Covid para menores de edad, ¿para cuándo, cuándo, cuándo?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.