Editor de Mundo Farma, plataforma de industria farmacéutica, dispositivos médicos y salud

Misión: destacar el papel de la investigación clínica en México

Con la llegada de ómicron a México, la ACROM debe fortalecer la presencia de la asociación y mejorar los vínculos con las autoridades sanitarias.

Nunca como ahora se había hablado tanto de la investigación clínica, sobre todo por el tema de la pandemia por COVID-19 y del desarrollo de vacunas anti-COVID en todo el mundo, además del surgimiento paulatino de nuevos tratamientos para paliar la nueva enfermedad que recorre el planeta.

Hasta mayo de 2021, las vacunas anti-COVID habían recibido una suma de casi cinco mil millones de euros (mde) de fondos públicos y de organizaciones filantrópicas, únicamente para su investigación y desarrollo. Esta cifra no contempla los acuerdos de compra y se expone en un informe publicado por la alianza de organizaciones No es Sano, la cual hace énfasis en la “enorme inversión pública” que los gobiernos de todo el mundo han destinado para soportar a las grandes empresas farmacéuticas, universidades y centros e institutos de investigación que han desarrollado las vacunas que se han desarrollado contra el nuevo coronavirus.

La principal crítica a esta millonaria inversión pública es que se había dejado en manos del sector farma prácticamente sin ninguna condición, y sobre todo, sin garantizar el acceso universal a las vacunas ni precios justos para todas las naciones, como hemos visto en los últimos meses.

No obstante, la verdad es que dicho financiamiento nos ha permitido contar con vacunas seguras y eficaces, sobre todo porque gobiernos de todo el mundo se comprometieron, en el primer año de la pandemia, en 2020, a financiar la investigación y desarrollo, además de firmar acuerdos de compra para asegurar la distribución y el suministro de los productos resultantes. Esta práctica no es nueva, pero se ha acelerado con la llegada de la pandemia de la COVID-19.

Así es, la realidad nos alcanzó para darnos un frentazo y, muy pronto, nos dimos cuenta de que ha habido un reparto de vacunas anti-COVID ‘injusto y desigual’, que ha concentrado la compra en unos cuantos países ricos.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado que más de 75 por ciento de todas las vacunas administradas han tenido una concentración en solo una decena de países. Estas prácticas han ido acompañadas de una capacidad de producción limitada, visto que las farmacéuticas no estaban preparadas para tal demanda, lo cual ha llevado a que muchas naciones no tengan un buen ritmo de vacunación hasta 2023.

ACROM, con nueva mesa directiva

La Alianza de CROs en México (ACROM), que agrupa a las empresas que hacen investigación clínica bajo contrato, en el marco de su tradicional desayuno anual eligió a su nueva mesa directiva (2021-2023), que ahora estará encabezada por Cecilia Moreno, Iris Rodríguez y Blanca Martínez, quienes llegan con mucho entusiasmo para impulsar a la asociación y a poner a ACROM al frente y decir: «Aquí estamos».

Con la misión de posicionar el tema de la investigación clínica, Cecilia Moreno, Director Clinical Management de PPD -una de las CROs más grandes en México con presencia internacional-, será la nueva presidenta de ACROM, en compañía de Iris Rodríguez y de Blanca Martínez, secretaria y tesorera, respectivamente.

La mesa directiva saliente está encabezada -hasta el 31 de diciembre de 2021- por Fabiola Encinas García, Clinical Operations ManagerCountry Manager en Pharm-Olam International, quien ha conducido exitosamente a la asociación durante los dos primeros años de la pandemia, junto con Arturo Rodríguez Jacob e Israel Vega López, secretario y tesorero, respectivamente.

Cabe decir que a la mesa directiva saliente le tocó enfrentar el primer periodo de pandemia, por lo cual fue un momento particularmente difícil, sobre todo por el confinamiento social, lo cual imposibilitó realizar muchas de las acciones que tenían contempladas para impulsar a la asociación. En 2021, en cambio, sí pudieron emprender una estrategia más sólida para poner el tema de la investigación clínica en la palestra, y por supuesto, a ACROM, pero quedaron pendientes por realizar.


Un entorno incierto

Con llegada al país de una nueva variante del coronavirus, Ómicron, la nueva Mesa Directiva de ACROM, tendrá la encomienda de destacar el papel de la investigación clínica en México, fortalecer la presencia de la asociación, mejorar los vínculos con las autoridades sanitarias, en particular con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y mantener una excelente comunicación con todos sus asociados.

A la Mesa Directiva entrante le tocará enfrentar un contexto de salud todavía incierto, pues nadie sabe hasta ahora cómo afectará a México la nueva variante Ómicron de la Covid-19, porque a Europa la más reciente ola de la pandemia le ha pegado muy fuerte, a pesar del avance de la vacunación, lo que ha llevado a varios países a retomar medidas sanitarias restrictivas en plenas fiestas decembrinas

En Estados Unidos, nuestro país vecino del norte, Ómicron se posicionó en menos de un mes en la variante dominante, por lo cual los casos confirmados de contagios va en aumento, lo que tiene muy preocupado y ocupado al gobierno encabezado por Joe Biden, sobre todo por la población estadounidense que sigue sin querer vacunarse.

A la fecha, a decir de Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud (SSa), en México, al 21 de diciembre, se habían vacunado contra Covid-19 a 81 millones 901 mil 507 personas, que representan el 88% de la población mayor de 18 años, lo cual todavía es insuficiente.

La parte positiva es que desde hace tres semanas se están aplicando dosis de refuerzo para los adultos mayores de 60 años, pero falta incluir en el Plan Nacional de Vacunación a los menores de edad, tal como sucede en otras latitudes, porque se ha confirmado que la nueva variante Ómicron es más severa con la población no vacunada.


El botiquín

Desde este espacio le deseamos felices fiestas decembrinas y lo mejor para usted y los suyos en 2022. Por favor cuídese, como a lo largo de la pandemia, porque ésta no se ha ido, y por el contrario, parece que irá en aumento con esta nueva variante Ómicron que está causando estragos en el Viejo Continente y otras latitudes. Si no se ha vacunado, hágalo a la brevedad -porque estamos en “una epidemia de no vacunados”, evite aglomeraciones, reúnase en pequeños grupos, de preferencia vacunados, y siga usando el cubre nariz y boca, así como el lavado de manos frecuente.



COLUMNAS ANTERIORES

La pandemia ya no controla nuestras vidas
¿Qué pasará con los certificados de vacunación que tienen errores?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.