Editor de Mundo Farma, plataforma de industria farmacéutica, dispositivos médicos y salud

¿Qué hemos aprendido de la pandemia?

La pandemia de Covid-19 no ha terminado en México ni en el mundo, a pesar de que muchos piensan que ya pasó lo peor.

Quien esto escribe cuidó mucho el no utilizar el pretérito simple, sino el antepretérito, porque la pandemia de Covid-19 no ha terminado en México ni en el mundo, a pesar de que muchos piensan que ya pasó lo peor. No lo podemos saber, porque otros países que ya cantaban victoria, incluso con niveles más altos de vacunación de su población, como Chile, por ejemplo, han tenido que volver al confinamiento por un nuevo repunte en la epidemia.

Por lo pronto, desde el pasado 11 de junio se han suspendido las conferencias vespertinas de salud desde el Salón Tesorería de Palacio Nacional, de las 19:00 a las 20:00 horas, después de 451 ediciones e igual número de horas al aire. Este espacio, como sabemos, no estuvo exento de polémica, información imprecisa y francas mentiras.

Al inicio, cuando la población en general tenía poca información del nuevo coronavirus y de la enfermedad consecuente, la Covid-19, la conferencia vespertina de salud llamó mucho la atención y mucha gente la seguía, pero el principal vocero de la gestión de la pandemia en México, el doctor Hugo López-Gatell, fue perdiendo credibilidad, sobre todo cuando falló varias veces en sus predicciones sobre el llamado pico máximo de la pandemia y también sobre las defunciones esperadas.

El subsecretario de Salud también se convirtió en todo un tema con su reiterada negativa a usar y recomendar la mascarilla. Tampoco aceptó nunca realizar la aplicación masiva de pruebas para detectar Covid y así poder hacer un rastreo, todo lo cual pudo haber salvado muchas vidas.

Este foro de las vespertinas también sirvió para dar rienda suelta a los famosos desplantes de López-Gatell, uno de los cuales se dio apenas la semana pasada, cuando una reportera de Univisión asistió a la conferencia vespertina para preguntar al vocero sobre la eficacia de la vacuna anti Covid de CanSino Bio y cómo fue aprobada por parte del Comité de Moléculas Nuevas (CMN) de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para uso de emergencia en México. Sin embargo, no obtuvo respuestas ciertas y sí una actitud misógina del funcionario federal.

Tampoco es fácil olvidar el desprecio del subsecretario hacia las recomendaciones de expertos externos al gobierno de la 4T, como fue el caso de los seis ex secretarios de Salud, quienes trabajaron un documento para un manejo correcto de la pandemia y se lo hicieron llegar a López-Gatell, ante lo cual solo respondió que qué podían aportar quienes habían dejado un desastre en el sistema de salud pública en este país.

Luego, hacia final de año, el subsecretario recomendó a la gente “quedarse en casa”, pero él, ni tardo ni perezoso, se subió a un avión para ir a tomar unas “merecidas vacaciones”, a las playas de Oaxaca, con lo cual volvió a estar en el centro de la polémica (además de que se le vio dentro de la aeronave hablando por teléfono, sin cubrebocas por supuesto). Como sabemos, por actitudes similares, en otras latitudes diversos ministros de Salud fueron removidos de sus puestos.

Después de cerrar este espacio de comunicación diario, la Secretaría de Salud (SSA) aseguró que se abrirá un nuevo formato para comunicar sobre diversos temas de salud, desde cápsulas informativas, hasta entrevistas con los medios informativos pasando por el envío de boletines de prensa, entre otros.

Tampoco está cerrada la posibilidad de que se echen a andar conferencias de prensa desde la sede de la SSA en las calles de Lieja, además de que esta dependencia federal seguirá teniendo presencia semanal en el llamado “Pulso de la Salud”, los días martes en la tradicional conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador.

López-Gatell explicó que la decisión de cancelar las conferencias vespertinas se debe a la “estabilidad de la pandemia”, que había ido a la baja durante cinco meses; sin embargo, sabemos desde hace unas tres o cuatro semanas se vive una meseta, o incluso, una pequeña alza en las gráficas de Covid, lo cual, a decir de las autoridades sanitarias, “todavía no es preocupante”, pero habrá que estar atentos a un nuevo repunte.

El subsecretario evalúa que ha habido un avance sustancial en el plan de vacunación. Según datos oficiales, a la fecha se han aplicado 37 millones de dosis a lo largo y ancho del país, con alrededor de 15 millones de personas con el esquema completo de vacunación anti Covid, que se traduce en un 11.7% de la población. Ojo con este dato, a pesar de la percepción de muchos acerca de que se ha avanzado en este tópico, apenas se ha vacunado a menos del 12% de la población.

Lo que más irrita de este “cierre de telón” de la conferencia vespertina de salud no es tanto la información que ahí se daba, ni las respuestas que recibía la prensa de parte de los funcionarios de Salud, sino que, desde el punto de vista de quien esto escribe, se puede interpretar por muchos ciudadanos de a pie como que la pandemia ya terminó, o bien, que ya no es algo de lo que debamos preocuparnos.

El colofón fue algo memorable, digno del México de los años 70s: con un grupo de “espontáneos”, quienes llegaron afuera de Palacio Nacional para “despedir” a López-Gatell de las conferencias vespertinas, darle su agradecimiento y llevarle pastel y mariachis, ¿por qué no? Al fin y al cabo, nuestro país es el cuarto con mayor número muertes por Covid y el lugar con más fallecimientos de personal de salud en el planeta entero.

Testigo de reencuentros familiares ¿y la sana distancia?

A pesar de los meses de confinamiento y del enorme número de muertes por Covid-19, en el país seguimos como si nada hubiera pasado. En las últimas semanas a quien esto escribe le ha tocado ser testigo de familias que se han reencontrado, después de meses de no verse, y por tanto, los besos y abrazos no han podido faltar…

También están los famosos dueños de negocio y jefes de oficina, a quienes ya les urgía entrar en semáforo epidemiológico en verde, para llamar a sus empleados a las caballerizas y a volver a las viejas costumbres pre pandémicas… ¿Pero cuál es la necesidad? Si muchos asuntos se pueden atender por llamada telefónica, o bien, videoconferencia, ¿cuál es la urgencia de hacer salir a la gente a la calle y exponerse al virus? ¿Qué pasó con las bondades del teletrabajo?

Recordemos que a pesar del engañoso semáforo en verde y del fin de las conferencias vespertinas de salud, la pandemia sigue viva. Además, aún con vacuna anti Covid, podemos enfermarnos, así que la recomendación de siempre es no bajar la guardia, aunque se reúna con familiares y amigos que no ha visto en largo tiempo, por favor mantenga los protocolos sanitarios.

A pesar de la pandemia que el mundo no había visto en 100 años, tal parece que no aprendimos nada.

El botiquín

Es indispensable darle seguimiento puntual al tema de la vacuna anti Covid del laboratorio chino CanSino Bio, porque todos quienes nos hemos aplicado este inmunológico por ser parte del personal educativo de este país merecemos tener más información al respecto. Así que tanto la farmacéutica china como la autoridad sanitaria, en especial la Cofepris, deberán aclarar a la brevedad varios puntos que se han quedado en la nebulosa: ¿es efectiva y confiable esta vacuna anti Covid y por cuánto tiempo nos protegerá?

COLUMNAS ANTERIORES

¿Y las vacunas anti Covid para adolescentes de 12 a 17 años?
¿El tercer repunte es menos dañino?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.