In-tech-national

Cuatro temas claves en el Foro Económico Mundial

La inteligencia artificial, los conflictos geopolíticos, el medio ambiente y el futuro de trabajo serán los temas de discusión en el Foro Económico Mundial. Las conclusiones las veremos al final de la semana, comenta Andrea Lobato.

El Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) se creó en 1971 con la idea de que las empresas no deben de actuar únicamente para servir a sus accionistas, sino que deben de tener responsabilidad con la sociedad. La sede de la organización se encuentra en Ginebra, pero su reunión anual se lleva a cabo en Davos, una ciudad del Cantón de los Grisones, en los Alpes Suizos, y se conoce como el Foro de Davos. Esta semana se lleva a cabo la 54 edición del encuentro, donde se reúnen jefes de Estado, líderes políticos, financieros, CEOS de empresas, sociedad civil y medios de comunicación de todo el mundo para “compartir conocimientos, obtener nuevas perspectivas, conformar agendas comunes y hacer frente a los retos económicos y políticos de relevancia global”, como lo explica Klaus Schwab, fundador y CEO del WEF.

Aunque en este encuentro no se dan declaraciones ni se realizan planes de gobierno, los temas discutidos establecen la agenda para el resto del año y están alineados a las temáticas de otros eventos globales, como el estado del planeta en lo que se refiere al cambio climático después de la COP28. El WEF y la Organización de las Naciones Unidas cuentan con una alianza estratégica para avanzar en los Objetivos de Desarrollo para el 2030, ya que ambas organizaciones trabajan con la misma meta sobre los principales desafíos globales.

La conversación en Davos en esta ocasión se enfoca en reconstruir la confianza, en una era de cambios acelerados y extrema fragmentación. Hay cuatro temas centrales, el primero es la Inteligencia Artificial, con diferentes planteamientos, como el motor de la economía, el impacto en la sociedad, la regulación, la computación cuántica y el desarrollo tecnológico. Este tema seguirá siendo tendencia en el futuro previsible.

El segundo tema es el de la geopolítica, específicamente el futuro de la seguridad y la cooperación en un mundo fracturado. Los líderes de hoy buscan encontrar puntos en común, trabajando para aliviar las crecientes tensiones políticas y encontrar un escenario que permita abordar eficazmente la crisis de seguridad y sentar las bases para evitar una mayor fragmentación mundial.

El tercer tema es la sustentabilidad y el medio ambiente. Siguiendo el momentum que se alcanzó en la COP28 en Dubai, es crucial desarrollar un enfoque sistemático y accionable para descarbonizar la economía en 2050.

Por último, el futuro del trabajo tiene un espacio muy importante en el destino del marco económico. Ninguno de estos temas está aislado, ya que la IA, los conflictos geopolíticos y el medio ambiente influyen en el desarrollo del capital humano, en la creación de nuevos trabajos, la necesidad de innovación y los retos para la captación de talento.

Las conclusiones las veremos al final de la semana, pronto escucharemos lo que los líderes aportaran sobre el futuro de la confianza en las instituciones y su poder para actuar en beneficio de sus comunidades.

COLUMNAS ANTERIORES

Super Bowl: el toque de Midas
Las rubias facturan más

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.