Desde San Lázaro

Ataques a la libertad de expresión

Hoy más que nunca ante el avance del totalitarismo y la misma militarización, los medios de comunicación libres desempeñan un contrapeso real a los excesos de poder.

Las amenazas vertidas por un grupo criminal al diario Reforma son otra manifestación de brutalidad y agresividad alentada desde el púlpito de Palacio Nacional contra la prensa "conservadora" a la que todos los días se le estigmatiza y se le agrede.

Desde diversos frentes, tanto nacionales como internacionales, como la ONU y hasta funcionarios del gobierno mexicano, condenaron el hecho, al tiempo de defender la libertad de expresión como columna vertebral de la democracia.

También el presidente López Obrador defendió a Reforma, aunque segundos después volvió a atacarlos al señalar que "vamos a seguir teniendo diferencias con ellos, porque pensamos distinto, ellos son los más genuinos representantes del pensamiento conservador de México y son los que se oponen a la transformación porque quieren mantener el mismo régimen de corrupción y privilegios".

Por su parte, el ministro presidente de la SCJN advirtió que el respeto a la libertad de expresión y la protección a los periodistas son parte fundamental de la democracia. No hay línea editorial que justifique amenazas y solicitó que el caso se investigue y sea aclarado.

AMLO dice que lo han atacado como nunca en los medios y las redes sociales, sin embargo, a ese fuego fue sometido Enrique Peña Nieto y éste nunca los estigmatizó, al contrario, aguantó vara hasta el final.

Ahora es el Reforma, mañana seguirán otros medios y los criminales de las amenazas pasarán a los hechos y desde el poder se tenderá otra cortina de humo que los hará cómplices de los malosos que perpetraron la agresión.

Hoy más que nunca ante el avance del totalitarismo y la misma militarización, los medios de comunicación libres desempeñan un contrapeso real a los excesos de poder, y por ello debe consolidarse un dique cohesionado entre los medios de comunicación para defender la libertad de expresión.

El embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, declaró que una prensa libre es la base de la democracia. La prensa misma no es inmune a las críticas, pero éstas no pueden cruzar la línea de las amenazas y la violencia. "Mi solidaridad con periodistas amenazados".

Desde el Senado, Ricardo Monreal condenó las amenazas al Reforma y señaló que se debe actuar contra la agresión, al reiterar su solidaridad a ese diario.

Desde San Lázaro, el diputado Luis Mendoza Acevedo (PAN) condenó la cobarde agresión y sostuvo que se trata de un amago de riesgo, por lo que solicitó a la Fiscalía General de la República (FGR) atraer el caso y abrir una investigación, ya que de acuerdo con la publicación del medio este jueves, se trató de una llamada realizada desde Baja California por un grupo delincuencial.

"Condenamos cualquier tipo de amenaza o ataque a la libertad de expresión. Externamos toda nuestra solidaridad al empresario Alejandro Junco de la Vega, quien tiene en la fracción del PAN todo el apoyo jurídico para encauzar esta situación", asentó el legislador.

Mendoza Acevedo subrayó que la prensa mexicana no debe quedarse callada, ante lo que se pueda calificar como abusos de poder y refirió que desde el Congreso de la Unión gestionará activar y modificar la legislación actual en materia de protección a periodistas.

COLUMNAS ANTERIORES

La no reelección
Reforma judicial atenta contra la Constitución

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.