Desde San Lázaro

Morelos va para la oposición

Si en los comicios de junio, los morelenses no toman una decisión atinada, pronto se estará hablando de otro estado fallido.

Poco a poco se va desgranando la mazorca en torno a la gubernatura de Morelos en favor de Lucy Meza, candidata del frente opositor conformado por el PAN, PRI y PRD y ello debido principalmente a dos razones: la primera, el desgobierno de Cuauhtémoc Blanco, y la segunda, su nominación que fue desdeñada por su expartido político, Morena, y que, de inmediato, fue acogida con los brazos abiertos por los adversarios políticos del exjugador del América.

Para nadie son un secreto los serios problemas que enfrentará el ‘Cuau’ al perder el fuero, en virtud de que se acumulan las pruebas por la connivencia con criminales y por ello intentó protegerse bajo la figura de gobernador y de candidato plurinominal a la Cámara de Diputados federal, sin embargo, el propio Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó que tiene que renunciar a su cargo actual para mantener la candidatura a la Cámara baja.

Las cosas hubieran sido diferentes para el jugador insignia del América, si hubiera gobernado con resultados positivos para la población en materia de seguridad pública y de establecer las condiciones básicas de respeto al Estado de derecho para crear un clima de confianza en torno a la captación de la inversión privada para Morelos, con la consecuente creación de empleos formales.

En cambio, tiene que hacer maromas como las que realizaba cuando era jugador profesional, para evitar que el lazo de la justicia lo alcance.

Si renuncia a la gubernatura de Morelos, pierde el fuero de inmediato y estará varios meses sin esa figura protectora; y si desiste de ser candidato plurinominal de Morena, pues el problema lo transfiere a partir del primer minuto que deje de ser el jefe del Ejecutivo estatal.

En cualquiera de los casos, en menudo brete está metido el señor Blanco porque además, no hay forma que Morena y rémoras ganen la elección por la gubernatura de esa entidad, ya que su candidata Margarita González Saravia no goza de las simpatías electorales que tiene la senadora Lucy Meza.

En otras colaboraciones hemos señalado que Morelos se sumará a otras cinco entidades que ganará la alianza opositora en los comicios de junio y ello, de suyo, compromete para los oficialistas, el control del Congreso federal, ya que muchos distritos electorales de esos estados quedarán en mano de los candidatos de la coalición Fuerza y Corazón por México y de los partidos políticos que la integran, ya que en algunos de esos distritos no van en alianza.

Yucatán, Guanajuato, Ciudad de México, Jalisco y Veracruz serán para la oposición, así como Morelos, mientras que el oficialismo solo tendrá Puebla, Chiapas y Tabasco.

Para los morelenses, que están cansados de su frívolo gobernador y su enorme ineficiencia e ineficacia, encontrar en la boleta electoral a Lucy Meza, genera un halo de esperanza entre ellos.

La senadora, ahora de oposición, ha insistido hasta el cansancio que hará todo lo posible para que se investigue a fondo la gestión de Cuauhtémoc y su relación con los grupos criminales que cobiernan con él.

Hay que recordar que más de 1.5 millones de morelenses en edad de votar están con la posibilidad de darle un giro relevante al futuro de su entidad, con el ejercicio de su voto para elegir a su próxima gobernadora, las 20 diputaciones locales y 33 ayuntamientos.

En la boleta electoral relativa a la elección de gobernador aparecen por primera vez en la historia de esa entidad, tres mujeres, las susodichas Lucy Meza, Margarita González y, por parte de Movimiento Ciudadano, Jessica Ortega, quien acredita su valía en el sector público al haber sido diputada local y federal dos veces.

Así que, para los apostadores, si quieren tener una ganancia segura, no duden en meterle con todo en favor de la despreciada por el oficialismo, Lucy Meza Guzmán.

Morelos va que vuela a convertirse en territorio de los criminales, como sucede con la entidad vecina de Guerrero y si en los comicios de junio, los morelenses no toman una decisión atinada, pronto se estará hablando de otro estado fallido.

COLUMNAS ANTERIORES

La oposición, por reinventarse o morir
Otra farsa de López Obrador

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.