Desde San Lázaro

MC: caballo de Troya de AMLO

La defensa a ultranza que ha hecho López Obrador para proteger a Samuel García ante los embates del Congreso local de NL, es tan solo una pequeña prueba de esa unión perversa entre AMLO y Dante Delgado.

Dante Delgado quedó totalmente “encuerado” en sus aviesas intenciones de dinamitar el bloque opositor con todo el affaire de Samuel García y su efímera candidatura presidencial, con la que pretendía restarle votos a Xóchitl Gálvez.

El discurso beligerante y la férrea oposición de los legisladores federales de MC ante el autoritarismo, se diluyó ante el contubernio entre el dueño de los naranjas con el principal huésped de Palacio Nacional.

La defensa a ultranza y sin prurito alguno que ha hecho el presidente López Obrador para proteger a Samuel García ante los embates del Congreso local de NL, dominado por el PRI y el PAN, es tan solo una pequeña prueba de esa unión perversa entre AMLO y Dante.

Ya sin máscaras, anuncian los senadores de Movimiento Ciudadano que rompen con el bloque opositor en la Cámara alta, lo que abrirá la puerta para que pase Bertha María Alcalde a la Suprema Corte de Justicia de la Nación como ministra, al tiempo de descongelar diversos temas que tiene el oficialismo atorados, tanto en el Congreso federal como en la CDMX, como sería la reelección de Ernestina Godoy como fiscal, aunque a decir verdad, MC no inclinaría la votación a favor de esta, por el nimio número de legisladores que tiene en esta instancia legislativa capitalina, de hecho solo tiene uno y hay otro legislador de los llamados independientes, que se ha sumado a la causa de los naranjas.

En cualquiera de los casos, es muy útil para los ciudadanos que van a acudir a las urnas el próximo año, conocer el que MC haya fijado su posición abiertamente en su relación con López Obrador y su animadversión contra el PRIAN.

Dante Delgado ya no pudo ocultar la farsa de ser parte del bloque opositor, merced a la frustrada candidatura presidencial del gobernador de Nuevo León, con lo que se cayó el teatrito de jugar el papel de opositor cuando, en realidad, se trataba del caballo de Troya que se metió hasta las entrañas de los opositores al actual régimen.

Qué sigue después de que se terminó la fiesta de disfraces, pues simplemente que MC dará a conocer su nuevo candidato a la Presidencia y sin importar el nombre, se abocará a restarle votos a Xóchitl, particularmente provenientes de la clase media.

Tienen varias opciones los naranjas para poner al suplente de Samuel García, que van desde el propio Dante, algún legislador de ese partido; incluso algunos malosos incorporan a esta lista al propio Marcelo Ebrard o Mariana Rodríguez Cantú, aunque lo cierto es que ahora deberían enfocarse más a preservar su registro nacional como partido político, en lugar de restarle votos a la hidalguense.

Hay otros nubarrones en el cielo naranja, que amenazan una tormenta de proporciones gigantescas, ante el franco rechazo que prevalece al interior de MC contra Dante, quien ha logrado aglutinar a muchos de sus correligionarios, pero en su contra, como ocurre en Jalisco, Nuevo León, CDMX y otras ciudades en donde gobiernan.

Así que para las fiestas decembrinas, Dante y sus seguidores tienen varias tareas que resolver; la principal, elegir a su bateador emergente y la otra, no menos importante, zanjar las diferencias que existen con el gobernador emecista Enrique Alfaro y otros liderazgos nacionales y locales.

El otro tema en el que tendrá que abocarse el veracruzano es cómo demonios le va a hacer para no perder la poca credibilidad que le queda, al fijar su posición ante el poder, porque ya sin la máscara, bien podría convertirse en otro vocero del oficialismo para defender las causas que promueve AMLO.

Así que hay que acostumbrarse a ver con las siglas de Morena, PT y PVEM a un nuevo aliado, MC.

Qué pronto se diluyó MC como la supuesta tercera opción política, sobre todo cuando un buen número de votantes, particularmente los jóvenes, quienes están en búsqueda de una opción política electoral diferente a la nomenclatura partidista tradicional, los ven con simpatía.

Muchos de esos ciudadanos ya no quieren saber nada de los partidos políticos, en donde, incluso Morena, también ya goza del repudio, al igual que el PRI, PAN y PRD, merced al fracaso de sus gobernantes.

La próxima presidenta es mujer y en ese sentido solo hay dos opciones, mismas en las que tiene que decantarse la mayoría de los mexicanos; lo demás son balandronadas, cuyo significado es, hecho o dicho propio de una persona que, siendo cobarde, ostenta valentía, generalmente con visos de fanfarronería. ¿Me estás escuchando, Dante?

COLUMNAS ANTERIORES

La ‘hora cero’
Movimiento Ciudadano cacha de todo

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.