Desde San Lázaro

Foros alternos sobre la reforma electoral

La figura de Parlamento Abierto está desgastada por ser una farsa de la Cámara de Diputados para justificar la aprobación de reformas constitucionales enviadas por el presidente.

Está desgastada la figura de Parlamento Abierto por ser, en la mayoría de los casos que se han organizado, una farsa de la Cámara de Diputados para justificar la aprobación de reformas constitucionales enviadas por el presidente, a las que no se les mueve ni una coma.

Horas y horas de verborrea para que al final solo hayan servido para el anecdotario y, en el mejor de los casos, para recabar información muy valiosa sobre determinados temas.

Cierto, han intervenido expertos e investigadores cuyas aportaciones son invaluables, aunque no se incorporan en el texto final que se pone a consideración del Pleno de la Cámara baja para su discusión y eventual aprobación.

Ahora, para no variar, el bloque oficialista en el Congreso, conformado por Morena, PT y PVEM, lleva a cabo otro tongo, perdón, otro ejercicio de democracia participativa para enriquecer, dicen ellos, la iniciativa presidencial en torno a la reforma electoral, que no es otra cosa que un manual de una dictadura para mantener el control con el aniquilamiento de los partidos de oposición y los órganos electorales.

La novedad ahora es que el bloque opositor anunció que no solo no participará en mentirosa faramalla, sino que paralelamente organizarán su propio Parlamento Abierto, en el que intervendrán diversos académicos y expertos en la materia, que enriquecerán la propuesta final del PAN, PRI y PRD que presentarán ante el Pleno.

Si hubiera en San Lázaro un ánimo constructivo, seguramente al fusionar lo mejor de ambas propuestas saldría un híbrido electoral que sería de gran ayuda para mejorar el sistema democrático del país, empero, esto no será posible ante la profunda polarización que se vive no solo en el Poder Legislativo, sino en general en todo el territorio nacional y que es avivado todas las mañanas desde Palacio Nacional.

Al final de los foros de Parlamento Abierto organizados por los oficialistas y los opositores, solo tendremos otro encontronazo que servirá para impedir que la reforma electoral propuesta por AMLO sea aprobada en el Congreso por carecer de la mayoría calificada para que ello suceda.

Así que el debate solo servirá para exacerbar los ánimos entre los legisladores.

Lo grave del asunto es que el obsoleto y oneroso sistema electoral; el costo de la democracia mexicana; la participación de criminales en las campañas políticas con candidatos propios; y el agandalle del Estado seguirán, en 2023, en las elecciones del Estado de México y Coahuila y, por supuesto, la presidencial en 2024.

El coordinador de la bancada del PRD, Luis Espinosa Cházaro, informó que el próximo viernes 5 de agosto darán inicio los foros, organizados por el bloque Va por México, y se contempla la participación del presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, entre otras figuras importantes en la materia.

El ejercicio de democracia participativa concluirá el 26 de agosto, aunque no descartan continuar con este ejercicio, una vez concluidos los previstos, ya que para ellos no es privativo agotar el tema antes del 1 de septiembre, como lo han establecido Morena y sus aliados.

“Vamos a abrir el debate, vamos a confrontar estos foros de simulación con verdaderos foros para discutir la reforma electoral que el país hoy requiere, no vamos a debatir bajo la lógica de narrativas como ‘desaparezcamos al INE’”, aseveró el diputado Espinosa Cházaro, del PRD.

En el foro 1, titulado ‘Fortalecimiento de los derechos político-electorales’, participarán Luis Carlos Ugalde, expresidente del INE (antes IFE); Manuel González Oropeza, exmagistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF); y la maestra Angélica de la Peña, exsenadora.

En el foro 2, denominado ‘Federalización de la democracia’, que se llevará a cabo el viernes 12 de agosto, asistirán representantes de los Organismos Públicos Electorales Locales (OPLE) del país.

Mientras que al foro 3, previsto para el jueves 18 de agosto, nombrado ‘Instituto Nacional Electoral’, acudirán su presidente, Lorenzo Córdova, y un número importante de consejeras y consejeros electorales del instituto.

En el foro 4, ‘Federalismo judicial electoral’, que se realizará el viernes 19 de agosto, estarán la titular del AMMEL, Alejandra Chávez Camarena, así como magistradas y magistrados de todo el país.

Finalmente, el foro 5 es ‘El futuro y fortalecimiento de la democracia en México’, y participan Diana Paola Ravel, consejera del INE; el académico Rubén Aguilar; y Marco Antonio Gómez Alcantar, exconsejero.

COLUMNAS ANTERIORES

El temor de AMLO por perder el Estado de México
No hay veracruzanos para gobernar

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.