Rebote
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Rebote

COMPARTIR

···

Rebote

02/10/2019

Hunter Biden creció con sus tíos paternos porque su madre y una hermana habían muerto en un accidente automovilístico y su padre, Joe Biden, que era senador, vivía en Washington y se había vuelto a casar. Estudió en una escuela católica y se inscribió en la Universidad de Georgetown, luego de ser rechazado en Yale. A pesar de vivir en la misma ciudad que su padre, lo veía poco.

Después de terminar la licenciatura en historia se va a Oregon a hacer trabajo voluntario con los jesuitas. Ahí se casa con una compañera luego de embarazarla. Aunque quería convertirse en escritor, su familia lo convence de que curse la maestría en derecho. Un año después lo expulsan de Georgetown por traficar con cocaína. Su papá logra que lo transfieran a Yale y, apenas graduado, lo contrata una empresa que donaba fuertemente a sus campañas; dos años después lo recomienda para un puesto en el Departamento de Comercio (en el gobierno de Bill Clinton). Pero a él no le gustaba la formalidad y, ya con tres hijas, se convierte en cabildero, consciente de que representaba un conflicto de interés para su padre.

En 2007 Joe Biden intentó ser candidato a la presidencia; al no alcanzarlo se integró a la fórmula de Barak Obama. Mientras tanto, Hunter estaba internado en un centro de rehabilitación para adictos. Para ayudarlo su tío Jimmy lo invita a un negocio con fondos de cobertura; les va mal y resultan demandados por un socio. A pesar del escándalo, consigue colocarse en el consejo directivo de Amtrak, pero a los pocos meses dimite y crea una compañía de asesoría en inversiones.

Con sus conexiones en Washington ayuda a un magnate chino del gas natural licuado a establecerse en Louisiana. Agradecido, su cliente le regala un diamante de ochenta mil dólares antes de salir huyendo, cuando es acusado de sobornar a funcionarios africanos. Nuevamente se hace un alboroto cuando se revela que Hunter acompañó al vicepresidente en un viaje oficial a China y ahí se entrevistaron con aquel inversionista.

En 2013 decide rehacer su vida como oficial naval de inteligencia. A pesar de su edad y de su pasado de adicciones, su padre influye para que lo admitan y él mismo le toma el juramento en la Casa Blanca. Una semana después lo expulsan al resultar positivo a cocaína en una prueba antidoping.

Ucrania

De vuelta a su firma de inversiones, Hunter se asocia con Mykola Zlochevsky, que había sido ministro de Ecología en el gobierno pro-ruso de Víctor Yanukóvych y que a la caída de este se había convertido en dueño de la principal compañía de gas natural de su país. Hunter aceptó integrarse al consejo de administración de Burisma Holdings sabiendo que el nuevo gobierno, apoyado por Estados Unidos, estaba investigando a Zlochevsky por enriquecimiento ilegal, malversación de fondos, lavado de dinero, falsificación y por haber sido quien entregó las licencias para que la empresa operara. Incluso las autoridades británicas habían congelado sus cuentas bancarias.

Zlochevsky, que ostentaba sus mansiones y le había puesto a su hija una tienda de zapatos de cocodrilo y avestruz, no se preocupaba mucho por las protestas de las organizaciones civiles contra la corrupción. El gobierno enfrentaba una gran recesión económica y el fiscal general protegía los intereses de la administración anterior.

Su hermano Beau murió de cáncer en el cerebro y él estaba cada vez más enfrentado con su esposa, a la que no perdonaba que se hubiera hecho amiga de Michel Obama. No soportaba que el presidente ninguneara e hiciera bromas pesadas a su progenitor. La muerte de Beau, veterano de la guerra de Irak y procurador general de Delawere, con una prometedora carrera política, fue un fuerte golpe para Joe, pero a Hunter lo devastó. Era el más cercano a él en la familia. Recayó en el alcoholismo y su esposa, cansada del maltrato, le pidió el divorcio después de enterarse que había establecido una relación amorosa con la viuda de su hermano.

Hace tres años el vicepresidente fue a Kiev y condicionó el apoyo americano a la renuncia del procurador, alegando que no combatía la corrupción. Trump a su vez presiona para que se reabra la investigación que involucra a Hunter. Eso provocaría su desafuero, pero a Biden, de rebote, le puede costar la nominación presidencial.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.