Comisionado del INAI

El Día Internacional de la Seguridad de la Información y tus datos personales

La seguridad implica, sobre todo, asumir el valor que tienen nuestros datos personales, nuestra privacidad y nuestra intimidad.

De acuerdo con Forbes México, en México el comercio electrónico creció 81 por ciento respecto a 2019, adquiriendo un valor de 316 mil millones de pesos a causa del confinamiento por la pandemia de Covid-19.

Estas cifras permiten identificar y conocer los nuevos hábitos de consumo hacia los que migramos a causa del periodo de confinamiento del que poco a poco vamos saliendo.

Hacer estas compras desde nuestros hogares es muy cómodo, en pocos clics tenemos acceso a todo tipo de bienes y servicios desde una computadora o celular, pero también debemos ser conscientes del riesgo al que exponemos nuestros datos en cada transacción que hacemos con cada página que visitamos.

En eventos como El Buen Fin, Black Friday o Cyber Monday se incrementan las ventas, incluido el comercio electrónico, por lo que es necesario conocer los riesgos a los que nos enfrentamos, no para dejar de hacerlo, sino para conocer las amenazas que esto conlleva, sobre todo en cuanto a nuestros datos personales y para saber cómo protegerlos.

Hoy 30 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Seguridad de la Información, una iniciativa planteada por la Association for Computing Machinery en el año 1988, promovido como el “Computer Security Day”, como consecuencia del primer caso de malware detectado y también para adaptar una temporada de prevención cercana a las compras decembrinas, en donde la cantidad de incidencias es muy alta, y los ciberdelincuentes se encuentran más activos.

En el INAI protegemos el derecho de acceso a la información; así como el de protección de los datos personales; por lo que realizamos acciones de promoción, prevención y llegamos, incluso, hasta la sanción cuando se acredita una vulneración cometida por particulares.

Nuestros especialistas han generado diversos instrumentos en lenguaje sencillo para que cualquiera pueda conocer la importancia que tienen sus datos personales y los consejos que se brindan para minimizar su riesgo. Así, tenemos la guía para prevenir el robo de identidad, las recomendaciones para mantener segura tu privacidad y datos personales en el entorno digital; el test: ¿Cómo te proteges en el entorno digital?; la guía para la configuración de privacidad en redes sociales y la guía de herramientas de supervisión parental, entre otras.

Estas herramientas que se localizan en nuestro micrositio de protección de datos personales, tienen por objetivo que los usuarios de los diversos servicios que brinda el entorno digital puedan conocer cuál es la importancia de sus datos personales, qué es lo que puede pasar con ellos si no se tiene el cuidado necesario y las eventuales consecuencias por un manejo no consentido, que va desde ser bombardeados por publicidad personalizada a causa de los algoritmos alojados en los sitios que visitamos, hasta afectaciones a nuestro patrimonio, o el robo de identidad; o a nuestra integridad, con la generación de perfiles por parte de grupos delictivos.

Reitero el peligro que corren nuestros datos personales cuando los entregamos para el comercio electrónico, pero esa es una de las variantes, seamos conscientes que todo uso que damos a dispositivos conectados al entorno digital deja un rastro que es obtenido y compilado por quienes, en muchas de las ocasiones, no tenemos idea.

De ahí la importancia de la seguridad de nuestra información. No se trata de adquirir herramientas sofisticadas o costosas difíciles de comprender, basta con acciones concretas como detenernos a leer las políticas de privacidad de las aplicaciones antes de descargarlas, configurar nuestros filtros de privacidad en redes sociales, administrar las cookies en las páginas web que visitemos, instalar antivirus en nuestros dispositivos, no guardar contraseñas de manera automática, entre otros.

La seguridad implica, sobre todo, asumir el valor que tienen nuestros datos personales, nuestra privacidad y nuestra intimidad. Como lo dijo Antonio Salas “En la red, cuando algo es gratis, el producto eres tú”, tus datos valen mucho, cuídalos.

COLUMNAS ANTERIORES

La identidad de género y los datos personales
La publicidad de los títulos profesionales

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.