Opinión

México y Guatemala, juntos hacia el futuro

México y Guatemala están unidos por historia, valores, cultura y, quizá lo más importante, una visión común hacia el futuro.

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, visita México invitado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, para participar en la conmemoración del Fin de la Guerra de Castas: Petición de perdón por los agravios a los Pueblos Mayas. Se trata de la primera visita de un mandatario de un país vecino de México en este año de conmemoraciones históricas.

En este marco, los presidentes sostendrán un encuentro privado en el que abordarán una agenda amplia, en la que destacan los asuntos vinculados con la frontera de la prosperidad, como la adecuación y modernización del puerto fronterizo Ingenieros –Nuevo Orizaba para el transporte de carga, personas y vehículos, y el despacho aduanero conjunto–. Con esta visión se agilizará la interacción e intercambio de comunidades aledañas a puertos fronterizos como Ciudad Cuauhtémoc, La Mesilla y El Ceibo, a fin de estimular el comercio y afrontar retos en áreas como migración, seguridad y medio ambiente.

Además de ser vecinos terrestres, los dos países han fortalecido sus conexiones marítimas. En octubre de 2020 se instrumentó la Ruta Piloto del Transporte Marítimo de Corta Distancia entre Puerto Chiapas, México, y Puerto Quetzal, Guatemala, con resultados alentadores. También se está trabajando en el desarrollo de la Ruta Marítima Intercostera entre los puertos de Tampico, Tamaulipas, Veracruz y Progreso, Yucatán, con el puerto de Santo Tomás de Castilla en Guatemala.

Hay una dinámica relación económica, respaldada por un Tratado de Libre Comercio. Guatemala es el principal socio comercial de México en Centroamérica y el cuarto en América Latina y el Caribe (después de Brasil, Colombia y Chile). En 2019 y 2020 exportamos más a Guatemala que a Francia. Nuestro vecino del sur es también un importante destino para las inversiones mexicanas, que hasta 2020 sumaron 12,882 millones de dólares. Estas inversiones generan miles de empleos y otros beneficios para ambos países y reflejan la confianza en el atinado crecimiento económico y financiero que Guatemala ha tenido en años recientes.

En los últimos años, la migración se ha colocado en el centro de la agenda bilateral por el incremento en los flujos irregulares de migrantes centroamericanos que ingresan a México en busca de llegar a Estados Unidos. Coincidimos en que este fenómeno requiere un esfuerzo conjunto, con el compromiso de trabajar para que nuestras fronteras sean generadoras de desarrollo y oportunidades. En consonancia con esta visión, muy pronto estará operando en Guatemala el programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, que busca crear oportunidades de empleo digno en los lugares de origen.

Por todo esto, la visita del presidente Giammattei es una importante contribución al fortalecimiento de la relación bilateral, basada en la confianza y el beneficio mutuo.

El autor es subsecretario de Relaciones Exteriores para America Latina.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Pros y contras de invertir en criptomonedas?
Code Breakers, descubrimientos científicos y emprendimiento tecnológico para la salud

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.