Sara Lozano

Sara Lozano: La propia política – Maternizando a Nuevo León

Se descuidó el futuro del país porque el Estado se desentendió de la crianza y a la vez, excluyó por siglos a más de la mitad de su capital humano, las mujeres.

Cuando vi la foto del nuevo gobernador de Nuevo León y su gabinete, la secretaria de Participación Ciudadana tenía en brazos a María. Sin pensarlo, lo creí, esto va a ir mejor que nunca. La memoria me devolvió a la oficina casera que tuve que inventar hace más de 20 años para conciliar las demandas de la crianza y las laborales.

Ya sabía que de esto iba a ir el artículo, pero no encontraba la manera de expresar la fuerza de esa imagen. Los #PandoraPapers y la (des)reforma energética no me ayudaron a articular la trascendencia de esa fotografía que no podía perderse entre tantas urgencias político-mediáticas.

Entonces llegó el tuit de Flavia, material para su clase, un TED-video sobre las experiencias de Madeleine Albright de su quehacer político de mujer entre mujeres. Muy pocas secretarias de estado la acompañaban a finales del milenio pasado, pero fueron suficientes para determinar el rumbo de negociaciones, el tono de las de las discusiones y la vocación por los consensos.

Entonces tomó forma mi idea. Acompañarse de María como parte de la estrategia para formar gobierno es un mensaje muy poderoso porque implica una decisión y un compromiso por la crianza. La segregación – discriminación – bajo el pretexto del cuidado de la infancia se ha centrado en el rol de las mujeres, no en el beneficio del Estado, ni de las personitas que llegan a este mundo cuando la madre quiere, necesita o decide tener un desarrollo profesional.

Las anécdotas de Albright hicieron eco de una idea algo perdida en los años, los varones de antaño buscaron el reconocimiento y no la solución, ni siquiera por maldad, fue la falta de visión que el condicionamiento por género provoca. Muchos consiguieron ese prestigio, pero dejaron de lado el porvenir, ignoraron a esa persona que al nacer estuvo –está– desprotegida por el Estado. Además, un Estado que un afán de cuidar el prestigio descuidó el futuro porque excluyó a más de la mitad de capital humano por siglos.

La irrupción de Madeleine Albright y de muchas mujeres trasgresoras en todos los ámbitos públicos y profesionales, sentaron las bases para la aparición de María en la foto oficial. Estas intrusiones construyen a su vez escenarios posibles para que las nuevas generaciones normalicen la preponderancia de la crianza como un asunto para la supervivencia del Estado.

Ximena Peredo como secretaria de participación ciudadana va a trabajar por la apropiación ciudadana de los espacios públicos. La señora tiene trayectoria probada como activista y la suficiente experiencia política para llegar a acuerdos, crear consensos y ofrecer soluciones creativas y colaborativas. En seis años no va a lograrlo todo, ¡que no se le exija más que al gobernador!

Lo que dijo su foto me deja creer que van a asentar nuevos cimientos para que María y las personas de su generación tengan un mejor espacio para vivir y convivir.

PDta; Gracias a la @RedPolitólogas por las alianzas creadas, gracias a @FlaviaFreindeberg por la inspiración y gracias a @XimenaPeredo por permitir la irrupción.


Sara Lozano

Sara Lozano

Preside la CME de la Comisión Estatal Electoral. Es articulista de @ElFinancieroMTY desde 2017. Relaciones gubernamentales, políticas públicas, elecciones y democracia directa. IIS @TecMonterrey y doctorante en Ciencia Política.

COLUMNAS ANTERIORES

Sara Lozano: ¿Qué se aprendió en la pandemia?
Sara Lozano: La propia política – Más allá del replaqueo 1/2

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.