Miguel Moreno Tripp

Miguel Moreno Tripp: Reservas Preventivas

Los bancos clasifican los créditos en tres categorías, dos para personas físicas: de consumo e hipotecario de vivienda y todo tipo de créditos para personas morales se agrupan como crédito comercial.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) las refiere como reservas preventivas. En otras latitudes se conocen como prudenciales. De acuerdo con el diccionario de la Real Academia Española, prudencial tiene dos acepciones: 1. Fin. Dicho de la regulación bancaria: Que cuida de la solvencia y el cumplimiento de la normativa bancaria; 2. Fin. Perteneciente a la supervisión bancaria.

Los bancos clasifican los créditos en tres categorías, dos para personas físicas: de consumo e hipotecario de vivienda y todo tipo de créditos para personas morales se agrupan como crédito comercial.

Se debe calificar la cartera crediticia exceptuando créditos “al Gobierno Federal o con garantía expresa de la Federación … del IPAB o del Banco de México”, debido a que el gobierno, al poder cobrar impuestos, asegura su fuente de repago … en tanto nosotros produzcamos y consumamos.

La CNBV agrupa la reglamentación que tienen que seguir las instituciones bancarias en la Circular Única de Bancos (CUB). En ella, el Artículo 89 Bis dice que: “Las Instituciones … deberán calificar desde su reconocimiento inicial los créditos de su Cartera Crediticia con base en el criterio de incremento significativo del riesgo crediticio … se aplicará desde el momento de la originación [Una mala originación originó la crisis del 2008 / 2009] y durante la vida del crédito … permitirá clasificar cada crédito en una de las tres etapas de riesgo de crédito”.

Dichas etapas se definen en el Criterio B-6 “Cartera de Crédito”: Cartera con riesgo de crédito etapa 1.- “… créditos cuyo riesgo de crédito no se ha incrementado significativamente desde su reconocimiento inicial hasta la fecha de los estados financieros”. La etapa 2 “… créditos que han mostrado un incremento significativo de riesgo de crédito” y la etapa 3, “… créditos con deterioro crediticio originado por la ocurrencia de eventos con impacto negativo sobre los flujos de efectivo futuros de dichos créditos”.

El paso siguiente a las etapas de deterioro es lo que se conoce como Castigo. “Es la cancelación del crédito cuando exista evidencia de que se han agotado las gestiones formales de cobro y, como consecuencia, la administración de la entidad determina que no tiene expectativas razonables de recuperarlo, ya sea total o parcialmente”.

Hay varias metodologías para el cálculo de las reservas. Una de ellas hace referencia a la NIF C16, que en el preámbulo comenta “… El punto de vista de reguladores es que su experiencia demuestra que existe un cierto nivel de pérdidas por deterioro que está latente en un mayor o menor grado sobre la cartera de créditos de las instituciones financieras …”. Todo esto es para prevenir quiebras de bancos y afectaciones a sus depositantes.

Ps. Si se calcinara a un animal encerrado en una jaula se clasificaría como un acto barbárico de crueldad animal. En México, a nuestros “hermanos” latinoamericanos se les dejo morir así y todos lo vimos en los videos. Los hermanos latinoamericanos no les importan ni a sus respectivos gobiernos ni a este -lo que importa es mantener(se) dictadores-. La causa incausada de la migración son sus pésimos modelos económicos: a más migración y más remesas recibidas, más fallidos son los gobiernos.

Que miserables y desalmados son los políticos: creen que echando la culpa a otros salen bien librados. Pero es lo de menos, quedarán como presidente porque lograron apoderarse del INE (además todo quedó en -numerosa- familia: así, como criticaban que era antes … antes de que ellos lo hicieran). Ahora tendremos votaciones cubanas: ni un solo voto a quien no sea del partido oficial. Descanse en paz la democracia mexicana.

COLUMNAS ANTERIORES

Miguel Moreno Tripp: S&P 5,500
Miguel Moreno Tripp: G7

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.