Marco Pérez

Marco Pérez Valtier: Estimación de cierre de las finanzas públicas en 2021

El crecimiento de la economía, medido a través del Producto Interno Bruto, se esperaba que en este año 2021 creciera en un 4.6 por ciento en términos reales.

Como sabemos, los supuestos macroeconómicos sobre los cuales se proyectaron las previsiones de ingresos y de gastos públicos de la Federación, para este año 2021, están siendo ampliamente superados, razón por la cual, la dinámica de las finanzas públicas también está evolucionado más vigorosamente, apartándose de las estimaciones originales.

En efecto, el crecimiento de la economía, medido a través del Producto Interno Bruto, se esperaba que en este año 2021 creciera en un 4.6 por ciento en términos reales, que correspondía a un crecimiento nominal del 8.2 por ciento, considerando una inflación del 3.4 por ciento en el índice de precios implícito del producto interno bruto, sin embargo, estas previsiones ya están clara y ampliamente superadas.

Con datos al mes de Agosto, sabemos ya que tanto la inflación, como el crecimiento en los volúmenes de producción, están siendo mayores a los proyectados, por lo que las nuevas estimaciones de cierre apuntan ahora a un crecimiento real de la economía de 6.3 por ciento, (37 por ciento superior al original de 4.6) mientras que el crecimiento en los precios ahora se estima 82 por ciento superior al originalmente proyectado, pasando de 3.4 por ciento a 6.2 por ciento el crecimiento en el índice de precios implícito del producto interno bruto.

Si adicionalmente consideramos que los supuestos sobre los cuales se proyectaron los ingresos petroleros para este año 2021, de $42.1 dólares por barril, quedaron muy por abajo de los $60.6 dólares que ahora se estima de cierre para la mezcla mexicana, esto representa un precio 44 por ciento más alto, lo que permite más que compensar la caída de 5 por ciento en la plataforma de extracción prevista para este año, y debería proporcionar, en principio, un 36 por ciento más de ingresos petroleros, sobre los originalmente previstos para este año.

En materia de Ingresos No Petroleros, es conveniente señalar que a nivel Presupuestal, se consolidan ingresos de diferentes fuentes, y no todos tienen una dinámica asociada a la evolución de los parámetros económicos aquí comentados, como el crecimiento del PIB y de los precios, tal es el caso del IMSS y del ISSSTE, donde el empleo y los salarios también explican buena parte de sus dinámicas ingreso-gasto, así como de buena parte de los Ingresos No Tributarios del Gobierno Federal, principalmente los “Aprovechamientos”.

De tal suerte, si nos concentramos en los Ingresos Tributarios del Gobierno Federal, los cuales se proyectaron originalmente en $3,533.0 miles de millones de pesos para este año 2021, ahora se estiman que cierren en $3,575.1 mmp, solo $42.1 miles de millones de pesos superiores, equivalentes a un 1.2 por ciento superior a los estimados inicialmente.

Sin embargo, si consideramos que la recaudación del IEPS a las gasolinas (al menos el Federal) su recaudación está condicionada a la aplicación del subsidio, cuya finalidad es que no se incremente mucho el precio bomba al consumidor, lo correcto es excluir esta recaudación del anterior ejercicio, ya que su dinámica tampoco obedece a las variables analizadas, y lo que se tendría es que los impuestos, sin este IEPS, subiría de $3,207.6 mmp a $3,312.8 mmp, mejorando su desempeño de 1.2 a 3.3 por ciento, porcentajes modestos, a la luz del incremento en los parámetros macroeconómicos analizados en esta nota.

En resumen, considerando todas las variables, lo que se estima ahora es que los Ingresos Presupuestales superen en $336.5 mmp a los aprobados en LIF 2021, (6.1 por ciento más) mientas que los Egresos totales superarían en $439.5 mmp a los aprobados por el Congreso (7 por ciento más) lo que incrementaría el déficit presupuestario de $718.2 a $821.1 mmp. un 14.3 por ciento más.

Los requerimientos financieros, considerando las necesidades de financiamiento extra presupuestales, pasarían de $842.4 mmp a $1,107.2 mmp, lo que está en línea con un aumento en el endeudamiento neto total, como proporción del PIB, que acuse tendencia decreciente, ya que la deuda del sector público presupuestal, se estima pasaría de un 53.9 por ciento en 2020, a un 52.0 por ciento al cierre de 2021.

Marco Pérez

Marco Pérez

Economista especialista en finanzas públicas, Socio Director de Econometría Aplicada SC, Conferencista y Catedrático a nivel doctorado.

COLUMNAS ANTERIORES

Marco Pérez Valtier: El gasto social y la encuesta ingreso-gasto de los hogares 2020
Marco Antonio Pérez Valtier: Propone la Secretaría de Hacienda un nuevo régimen impositivo

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.