Marco Pérez

Marco Antonio Pérez Valtier: Propone la Secretaría de Hacienda un nuevo régimen impositivo

En particular, destaca la propuesta de un nuevo régimen fiscal, denominado de “Confianza”, que simplificará de manera importante el pago del impuesto sobre la renta, particularmente para las personas físicas con ingresos de hasta $3.5 millones de pesos al año.

El día de hoy llega al Congreso de la Unión el paquete económico para 2022, el cual, además de la propuesta de Ley de Ingresos de la Federación para el próximo ejercicio fiscal, y el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación que propone el Ejecutivo Federal para su análisis y aprobación, se incluye también la tradicional “miscelánea” fiscal, la cual contiene propuestas de reformas a diversas disposiciones fiscales.

En particular, destaca la propuesta de un nuevo régimen fiscal, denominado de “Confianza”, que simplificará de manera importante el pago del impuesto sobre la renta, particularmente para las personas físicas con ingresos de hasta $3.5 millones de pesos al año.

A diferencia de esquemas similares anteriores, como el denominado régimen de pequeños contribuyentes, (Repecos) el propuesto no solo sería aplicable a actividades empresariales, sino también a honorarios profesionales y a ingresos por arrendamiento de inmuebles, en beneficio de un mayor número de contribuyentes.

Este nuevo régimen no aplicaría a plataformas tecnológicas, e implicaría la desaparición del actual Régimen de Incorporación Fiscal, (RIF) con su correspondiente esquema de salida.

El esquema propone una base gravable de ingresos efectivamente cobrados, a los cuales se les aplica una tasa impositiva que va del 1 al 2.5 por ciento, pagadero mensualmente, y con obligaciones de presentar declaración anual, facturar sus operaciones y solicitar facturas por sus gastos e inversiones que realicen.

Con este nuevo esquema se eliminan requisitos fiscales que dificultan la auto aplicación del impuesto por parte del contribuyente, y se avanza en materia de simplificación y de seguridad jurídica.

Si bien este nuevo esquema solo aplicaría al pago del impuesto sobre la renta, el Servicio de Administración Tributaria se abocará a diseñar facilidades para el cumplimiento de las obligaciones de pago en materia de IVA y de IEPS.

Como el esquema contempla el uso de la firma electrónica avanzada, dado que la clave de identificación electrónica confidencial (CIEC) no es tan segura, se facilitará al contribuyente su obtención, así como familiarizarlo con el uso del buzón tributario y los servicios del aplicativo “factura móvil”.

Posteriormente, se estudiará la posibilidad de que estos contribuyentes puedan tener acceso a servicios de seguridad social, y a otros beneficios más, buscando una mayor aceptación entre el amplio sector informal de la economía.

Y para personas morales, con ingresos de hasta $35 millones de pesos al año, también se incluye un régimen de confianza, y se aplica al ingreso efectivamente cobrado, permitiendo la deducción de compras, en lugar del costo de lo vendido, ofreciendo también beneficios adicionales en materia de deducción de inversiones.

Al sector primario y de autotransporte, se les ofrecería la posibilidad de adhesión mediante reglas misceláneas.

Sin duda, este es un paso importante para la simplificación en el pago del impuesto sobre la renta que coadyuva a la cultura de la formalidad y el cumplimiento en el pago de este importante tributo, principal fuente de financiamiento del gasto público.

Esperemos que tenga la aprobación de nuestros Legisladores.

Marco Pérez

Marco Pérez

Economista especialista en finanzas públicas, Socio Director de Econometría Aplicada SC, Conferencista y Catedrático a nivel doctorado.

COLUMNAS ANTERIORES

Marco Pérez: ¿Debe el Gobierno federal proveer insumos estratégicos?
Marco Pérez: El Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB)

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.