Hiram Peón

Hiram Peón Lara: Viva México, viva la patria nuestra

Esta noche es única para los mexicanos..

Esta noche se festeja nuestra mexicanidad. La noche del 15 al 16 de septiembre es única para muchos mexicanos.

Es un aniversario más de la independencia de México. Ahora que, dentro de toda la maraña histórica que nos recetaron las eminencias de la “república de las letras”, ya sabe, toda la caterva de escritores que modificaron la historia para hacerla amena, llena de héroes invencibles, poderosos, fortísimos. Una historia llena de “hechos” inventados y perpetuados a través de los libros de texto.

¿Cuál es la verdad? Realmente no importa. A estas alturas de la vida política de nuestro país cualquier presidente cree que puede moverle a la historia conocida para crear su propia versión de la historia. Y así manda remover, con una mentira, la estatua de Colon para anunciar después que ahí pondrá una estatua apócrifa, de una indígena apócrifa, para un pueblo bueno, sin raíces ni sentimientos.

Desgraciadamente, para este pequeño dictadorcito tabasqueño, México no es una fracción apática y conformista, México somos todos.

Somos muchos más los que pensamos que quitar la estatua de Colón no borra la grandeza de su aventura descubridora. Somos muchos más los que pensamos que poner una cabeza apócrifa en su lugar, no nos va a hacer cambiar la concepción de nuestras raíces, ni nos va a hacer ignorar el compromiso que tenemos con nuestros hermanos mexicanos más en desgracia.

Cada Presidente que llega al poder empieza creyendo que recibe en propiedad a la patria misma. Por eso dispone de los recursos del país a su antojo. Este presidentito no es la excepción, eso sí, es mucho más mentiroso que todos los anteriores.

Desde luego pocas personas pueden escapar de la fuerza de atracción del legado que reciben de sus padres y mentores. El ego de López Portillo parecía no tener equivalencias, pero AMLO lo supero. El sentido de ser infalible y perfecto en sus decisiones, claro, acompañado de una gran soberbia, distinguía a Luis Echeverría, bueno, pues AMLO también lo superó.

Los seres humanos somos tan falibles, imperfectos, deficientes en lo que hacemos, que pareciera que no tenemos remedio.

Sin embargo al mismo tiempo, abrevamos y vivimos, con tanta fuerza, los valores que nos mostraron nuestros padres, que muy fácilmente podemos ir al otro extremo y mostrarnos generosos y solidarios. Podemos llegar, incluso, al sacrificio de nuestra propia vida por un valor en el que creemos.

Por eso fechas como la de hoy tienen mucho significado para muchos mexicanos, porque significa el reconocimiento de lo mejor que tenemos. Valentía, sacrificio, unidad de propósitos y lo más valioso: nos une a todos los mexicanos.

Cuando gritamos Viva México, lo sentimos hasta el fondo del alma y sabemos que unidos podemos luchar hasta la muerte por un ideal.

Por eso esta noche, muchos podrían pensar en hacer algo para regresar a este país a la senda de la prosperidad y el desarrollo.

Mantengamos la esperanza. Hasta la próxima.

El autor es experto en comunicación corporativa y situaciones de crisis. Cuenta con un MBA del ITESM

Contacto: Mail: hirampeon@gmail.com Twitter: @Hirampeon

Hiram Peón

Hiram Peón

Politólogo de la Universidad Autónoma de Chihuahua con Maestría en Administración de Negocios del Tecnológico de Monterrey. Consultor de negocios y estrategias de comunicación.

COLUMNAS ANTERIORES

Hiram Peón Lara: La importancia de comunicarnos bien
Hiram Peón Lara: Solo requerimos una sonrisa para agradecer

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.