Federico Muciño

Federico Muciño: Comprar energía contra viento y marea

A pesar de la turbulencia regulatoria que prevalece en México desde hace más de dos años, las empresas tienen claras sus necesidades en términos de energía y están buscando alternativas que les ofrezcan soluciones interesantes.

Semana tras semana recibimos llamadas y correos en EPSCON de empresas que están interesadas en comprar energía eléctrica a empresas distintas a CFE Suministro Básico. Muchas empresas están buscando mejores precios de energía para generar importantes ahorros, muchas otras están interesadas también en comprar energía limpia para reducir su huella de carbono y algunas quieren poner generación en sitio para reducir su dependencia de la red.

A pesar de la turbulencia regulatoria que prevalece en México desde hace más de dos años, las empresas tienen claras sus necesidades en términos de energía y están buscando alternativas que les ofrezcan soluciones interesantes. Cabe entonces preguntarse ¿existen realmente opciones rentables, seguras y factibles para que estas empresas puedan comprar energía en México en contexto actual de turbulencia e incertidumbre?

El motivador más común entre las empresas para buscar cambiar de CFE Suministró Básico a algún otro suministrador de energía eléctrica es sin duda el tener mejores precios y generar así importantes ahorros en energía. En muchos casos la energía eléctrica representa uno de los insumos más importantes dentro de la estructura de costos de las empresas, por lo que los ahorros en ese rubro tienen impactos relevantes.

Existen actualmente muchos suministradores con buena cantidad de energía disponible para vender a las empresas interesadas y cuyas tarifas pueden generar ahorros que oscilan entre 10  y 30 por ciento. Hemos sido testigos de casos de éxito de empresas que iniciaron su búsqueda de opciones con algo de miedo y desconfianza, y que ahora están empezando a ver estos importantes ahorros haciéndose realidad.

El segundo mayor motivador para la búsqueda de alternativas en la compra de energía es la búsqueda de energía limpia para la reducción de la huella de carbono. Cada vez más empresas, especialmente las grandes corporaciones multinacionales, están sopesando sus decisiones de inversión con criterios Ambientales, Sociales y de Gobierno Corporativo (ESG, por sus siglas en inglés), lo que las ha llevado a plantearse objetivos más agresivos con relación a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y en consecuencia a la búsqueda de obtener su energía de fuentes renovables.

En México, hubo hace dos años un auge de proyectos de generación de energía renovable, entre los cuales todavía hay algunos con disponibilidad de energía para vender. Sin embargo, las opciones de compra de energía 100 por ciento renovable son cada vez más escasas debido a los cambios regulatorios y administrativos que han desincentivado nuevas inversiones en generación, especialmente la renovable.

Otra opción adicional a la que recurren muchas empresas en la generación en sitio. Destaca dentro de este rubro la Generación Distribuida, que comprende a las instalaciones degeneración en sitio con capacidades menores a 500 kW. Entre estas opciones la más recurrida es sin duda la de los paneles solares en techos y estacionamientos.

Existe una infinidad de proveedores de soluciones de paneles solares que ofrecen distintas opciones de financiamiento, arrendamiento o venta de la energía generada. La gran ventaja en este caso es que los trámites que se requieren son relativamente sencillos y que pueden ofrecer beneficios fiscales dependiendo del esquema de adquisición. La gran desventaja, por otro lado, es la inversión que se requiere, que es proporcionalmente mucho más alta en comparación con la compra de energía a un suministrador.

Las empresas siguen buscando y encontrando opciones rentables, seguras y factibles para la compra de energía eléctrica, hay sin duda alternativas disponibles acordes a las necesidades de muchas empresas. Queda de manifiesto que las empresas tienen necesidades específicas en la compra de energía que difícilmente CFE Suministro Básico puede atender, y que de una u otra forma estas empresas buscarán la forma de satisfacer.

Actualmente, hay todavía un nutrido abanico de opciones para la compra de energía, sin embargo, empiezan a escasear las opciones de energía limpia y en el mediano plazo pudieran escasear otras opciones. Para mantener el atractivo como destino de inversión será muy importante para México el dar las facilidades que las empresas requieren en lo relativo al aprovisionamiento de energía, para lo cual es indispensable tener un mercado líquido y competitivo donde exista una variedad de proveedores entre los cuales elegir.



Federico Muciño

Federico Muciño

Director General y Socio Fundador de EPSCON, empresa especializada en asesoría a grandes y medianas empresas en compra de energía eléctrica y negociación de contratos de suministro de energía, generando ahorros de doble dígito.

COLUMNAS ANTERIORES

Federico Muciño García: Gas natural por los cielos
Federico Muciño: Círculo vicioso de subsidios en CFE

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.