Iztapalapa pagó 3.3 millones de pesos más por patrullas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Iztapalapa pagó 3.3 millones de pesos más por patrullas

COMPARTIR

···

Iztapalapa pagó 3.3 millones de pesos más por patrullas

La alcaldía encabezada por Clara Brugada adquirió 25 patrullas de la marca Dodge Attitude por las que pagó 399 mil 256 pesos por cada una, es decir, nueve millones 981 mil 400 pesos en total.

Héctor Gutiérrez
02/04/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO.- Con un contrato entregado por adjudicación directa, sin haber realizado un estudio de mercado y con empresas competidoras con poca o nula experiencia, Clara Brugada, alcaldesa de Iztapalapa, compró 25 patrullas por las que pagó 3.3 millones de pesos más de lo que se pudieron haber adquirido.

De acuerdo con el contrato número IZTP/DGA/AD/314/2018, firmado el 31 de diciembre de 2018, la alcaldía adquirió 25 patrullas de la marca Dodge Attitude por las que pagó 399 mil 256 pesos por cada una, es decir, nueve millones 981 mil 400 pesos en total.

El Financiero se dio a la tarea de buscar los costos de los elementos necesarios para transformar estos vehículos en patrullas y encontró lo siguiente: en su página electrónica, Dodge anuncia el Attitude 2019 en 191 mil 900 pesos –precio que se puede mejorar si los vehículos se adquieren por flotilla y a precio gobierno.

En una cotización solicitada a la empresa Ameesa, especialista en la venta e instalación del equipo necesario para transformar vehículos en patrullas, se establece que éste tiene un costo de dos mil 801 dólares (54 mil 519 pesos y 50 centavos a $19.50 como tipo de cambio).

Asimismo, los equipos de radio Tetra, utilizado por los vehículos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana –no cotizados por Ameesa-, tienen un costo de 17 mil 500 pesos cada uno (ya instalados), por lo que, sumando el costo del vehículo, el del equipo para su conversión a patrulla y el del radio, cada uno hubiera costado 263 mil 919 pesos y no los 399 mil 256 pesos que se pagaron, es decir, una diferencia de 135 mil 337 pesos por cada patrulla, lo que al final representa un pago en exceso por tres millones 383 mil 425 pesos.

De acuerdo con Joaquín González, especialista en concursos mercantiles, “es fácil determinar que para este contrato no se realizó un estudio de mercado adecuado y que el área correspondiente no revisó correctamente las bases del concurso”.

Los concursantes

De esta forma, el contrato IZTP/DGA/AD/314/2018 fue entregado a la empresa Velarc que, de acuerdo con su portal de internet, “es una organización que opera en el mercado con cuatro marcas comerciales: Velarc Patrimonial; materiales Velarc; Mantenimiento y Construcción Velarc y Fundación Velarc”.

En ninguna de ellas se establece con claridad su experiencia en transformar automóviles en patrullas.

Otras de las empresas que presentó presupuesto para ganar este contrato son Fercom de Puebla, SA de CV, empresa que, de acuerdo con su sitio web, básicamente se dedica a la venta de textiles, a los impresos y a la fumigación.

La última de las empresas fue Unindustrias, SA de CV, que aunque en su página de internet se aprecian trabajos para transformar camionetas en ambulancias, fue la que presentó la cotización más elevada y fue descalificada.

En diciembre de 2011, cuando Clara Brugada ocupaba el cargo de jefa delegacional de Iztapalapa (2009-2012) fue denunciada ante la Contraloría General del gobierno del entonces Distrito Federal, encabezado por el actual titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, por la compra de patrullas que pagó a precios sumamente elevados.

La denuncia fue presentada por la entonces diputada local panista Lía Limón, quien mediante un oficio dirigido al contralor solicitó abrir una investigación y sancionar a la jefa delegacional.

En este documento señaló que “durante su primer informe de labores, Brugada Molina dio a conocer que se adquirieron patrullas tipo sedan con un costo de 800 mil pesos y camionetas tipo Pick Up en entre un millón 100 mil pesos y un millón 482 mil pesos; sin embargo, en las facturas de dicha compra se indica que el costo real fue de 412 mil 831 pesos por cada vehículo sedan y 510 mil pesos por las Pick Up”.

Finalmente su denuncia nunca prosperó.