Nacional

Al ritmo de ’Volver, volver’, AMLO despide a Vicente Fernández

El aclamado intérprete falleció a los 81 años este domingo luego de sufrir una caída en su hacienda ‘Los tres Potrillos’.

“Volver, volver” fue la canción del recientemente fallecido, Vicente Fernández, que resonó en las instalaciones del Palacio Nacional como un reconocimiento del presidente Andrés Manuel López Obrador al gran ídolo de la música ranchera.

“Desde ayer expresamos nuestras condolencias a familiares, amigos, simpatizantes, seguidores de Vicente Fernández, un símbolo de la canción ranchera, cantante popular conocido en México y en el extranjero y vamos a terminar la conferencia escuchándolo, pónganse de acuerdo qué cancion”, dijo.

Vicente Fernández falleció a las 6:15 de la mañana de este domingo en el Hospital Country 2000 en Guadalajara. El cantante ingresó al hospital en agosto tras sufrir una caída que le provocó traumatismo raquimedular a nivel de la columna cervical.

Luego de realizarle una operación de emergencia se informó que su condición era “grave pero estable”, sin embargo, días después le diagnosticaron síndrome de Guillain-Barré, una afección en la que el sistema inmunológico ataca los nervios. En días posteriores logró una mejoría que lo mantuvo en una habitación convencional del hospital.

En noviembre fue remitido de nueva cuenta a terapia intensiva debido a una neumonía donde finalmente falleció. Este jueves Gerardo Fernández, uno de sus hijos, comentó que su padre ya se encontraba “muy cansado” de estar hospitalizado.

En el video proyectado en Palacio Nacional se escucha al ídolo de la música ranchera hacer una introducción antes de comenzar con la canción:

“Yo quisiera conocer, quisiera conocer un solo artista que independientemente de haber nacido en este país, que ustedes lo quieran como me quieren a mí, que cuantas veces tengo la oportunidad de estar frente a ustedes me hacen sentirme no como un artista sino como un familiar, yo quisiera conocer a un solo artista que después de salir a un escenario como este tan imponente, de recibir su cariño, de sentir sus aplausos, no le quedaran ganas de volver, volver, volver”.