Nacional

A Nieto y a Gertz no los considero deshonestos: AMLO

‘Los considero personas íntegras, no deshonestos’, asegura el Presidente.

Los señalamientos contra Santiago Nieto Castillo, extitular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), y Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República, son una guerra de la “nueva mafia del poder”, acusó el presidente Andrés Manuel López Obrador en la conferencia matutina de ayer, en Nayarit.

“Pues hay que hacer la investigación. Él (Santiago) ha estado explicando que son créditos que solicitó, pero la Función Pública puede hacer la investigación, no creo que haya ningún problema”, indicó.

El mandatario dijo confiar en que la obtención de patrimonio por 40 millones de pesos, que no equivalen a lo que ganaba como funcionario, es con base en créditos.

“No (se ha iniciado la investigación), pero estaría bien, yo creo que a él le convendría que se aclarara formalmente. Y le creo que fue por créditos”, insistió.

“Es el mismo caso del fiscal Gertz, que se lo traen también… Yo los considero gentes íntegras, no los considero deshonestos”, sostuvo.

Al mandatario se le cuestionó si no era un pleito entre ellos, dado que a Alejandro Gertz Manero se le señaló de comprar vehículos de lujo por 109 millones de pesos, y por lo cual la Unidad de Inteligencia Financiera habría iniciado una investigación, hecho que la dependencia, que ahora encabeza Pablo Gómez, negó.

En tanto, la FGR informó que tenía una denuncia anónima sobre enriquecimiento ilícito de Nieto Castillo; sin embargo, indicó que no es así.

“No (es una guerra entre ellos), es una guerra de la mafia del poder, o sea, de estos mismos”, puntualizó.

Lo anterior, en referencia a los periódicos que publicaron los casos, además de la organización Signos Vitales.

“Acaba de surgir una nueva organización… de Claudio X. González, la señora María Amparo Casar, el de Coparmex (Gustavo de Hoyos, que dirigió esa organización) y otros, pero como ya no les funcionan sus membretes y sus mentiras, ahora se llaman Signos Vitales. O sea que siguen vivos, pues”, expresó entre risas.

“Aprovecho para mandarles un mensaje a todos ellos de que yo soy muy perseverante y que no estén pensando de que ya se va a acabar el sexenio. No, todavía me falta y no voy a dejar de limpiar, porque hace mucho daño la corrupción”, adelantó.

Como ejemplo de esa limpia, el Presidente destacó el que logró renegociar contratos de los penales federales, lo que dejará un ahorro en el sexenio de 10 mil millones de pesos.