Nacional

Diputados se resisten a soltar sus bonos

Buscan mantener los fondos para asistencia legislativa, atención ciudadana, transporte, hospedaje y para la elaboración y presentación de sus informes de actividades.

Debido a que la Cámara de Diputados dejó esa decisión a la libre voluntad de los legisladores, un 30 por ciento de los diputados federales que buscan reelegirse se resiste a dejar los apoyos públicos que reciben para aprovecharlos en sus campañas.

De los 213 diputados en funciones y que ya están contemplados por sus partidos para reelegirse en los comicios del 6 de junio –de acuerdo con las listas del INE–, sólo 153 pidieron ayer a la presidencia de la Cámara de Diputados que les retiren los recursos de apoyo.

Estos 60 legisladores restantes buscan mantener los fondos para asistencia legislativa, atención ciudadana, transporte, hospedaje y para la elaboración y presentación de sus informes de actividades.

Los 153 –100 de Morena, 26 del PT, 9 del PRI, 7 del PAN, 6 del PES, 3 del PVEM y 2 de MC– solicitaron ayer a la presidencia de la Mesa Directiva su “deseo de renunciar al apoyo económico”.

La solicitud de licencia para los que buscan la reelección también se dejó a la libre decisión de los legisladores, por lo que pueden continuar en sus curules. Y aunque algunos ya solicitaron licencia y otros están por hacerlo, entre legisladores de la oposición trascendió que algunos diputados presionan a sus suplentes para que los apoyos que reciben sean para sus campañas.

Los lineamientos acordados entre la Cámara de Diputados y el INE establecen que los diputados que buscan reelegirse “deberán abstenerse de realizar propaganda político-electoral o promoción personalizada a través de los medios de comunicación institucionales, o utilizar recursos públicos de la Cámara, ya sean humanos, materiales, digitales o económicos”.