Nacional

Pospone SCJN discusión sobre importación de papa proveniente de Estados Unidos

Los quejosos se ampararon contra el la emisión del Reglamento de la Ley Federal de Sanidad Vegetal, publicado en el Diario Oficial de la Federación de 15 de julio de 2016.

De última hora la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) pospuso la discusión de dos amparos en revisión que prohíben la importación de papa proveniente de Estados Unidos.

En sesión pública celebrada éste miércoles, se dio a conocer que, por instrucción del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, ponente en éste caso, el expediente se retiró de la lista de asuntos a discutirse éste miércoles.

Se trata de los amparos en revisión 108/2019 y 109/2019, promovidos por diversos productores de papa nacionales, agrupados en la Sección Agrícola Especializada de Productores de Papa, adscrito a la Asociación de Productores de Río Fuerte y otros.

Los quejosos se ampararon contra el la emisión del Reglamento de la Ley Federal de Sanidad Vegetal, publicado en el Diario Oficial de la Federación de 15 de julio de 2016.

Así como contra la emisión del Acuerdo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) por el cual se establecen las medidas de mitigación de riesgos para la importación de tubérculo de papa a México, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 18 de julio de 2016.

Dichos amparos fueron tramitado ante un juzgado federal radicado en Los Mochis, Sinaloa.

En ambos casos el juez concedió el amparo y declaró inconstitucional los artículo 54, 55 apartado A, fracciones XX a XXXI, y Noveno transitorio del reglamento de la ley Federal de Sanidad Vegetal

El juez ordenó la aplicación general de esta medida, es decir, que no se podía aplicar a ninguna persona física o moral, bajo el argumento que dicho acuerdo pretendía favorecer a los productores estadounidenses.

El juez Séptimo de Distrito en Sinaloa, aseguró que el citado Acuerdo viola el derecho a la alimentación, la soberanía y la seguridad nacional; además, pone en riesgo de dependencia alimentaria al país.

“Ello (la decisión, es) para proteger un interés general en atención al impacto social que implican las cuestiones de fitosanidad respecto de los productos estratégicos indispensables para la alimentación del pueblo mexicano, de ahí que los efectos de la norma legal que se determine inconstitucional perneé de manera general en todo el que intente importar papa al interior de la República mexicana...

“La protección constitucional se extiende en aras de preservar nuestra soberanía alimentaria y fitosanidad de los campos de cultivo mexicanos, pues de no ser así, sería imposible restituir a la colectividad quejosa el goce de los derechos humanos violados”, dijo el juez en su sentencia.

No obstante, en su proyecto de sentencia, el ministro Ortiz Mena propuso echar abajo dichos amparos y negar la protección de la justicia federal a los quejosos.

Es decir, el ministro se pronunció ya por avalar la reforma impulsada por el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto al Reglamento de la Ley Federal de Sanidad Vegetal y con ello abrir las fronteras a la importación de papa proveniente de Estados Unidos, principalmente.

“Esta Sala concluye que las normas impugnadas se emitieron para establecer procedimientos para que las autoridades especializadas determinen el resultado de las operaciones del artículo 131 constitucional, en consideración de los factores Constitucionalmente relevantes de una manera razonable, por lo que debe reconocerse su validez”, dijo el ministro Ortiz Mena.

Estimó que la atribución de riesgos en la consideración conjunta de factores tan dinámicos como la sanidad vegetal y el comercio exterior es una evaluación de cálculo marginal que corresponde realizar a aquellas autoridades mejor posicionadas para tomar estas decisiones.

“Es decir, la autoridad administrativa, quienes por sus atribuciones y sus conocimientos técnicos, se encuentran en una clara posición de ventaja institucional para la toma de decisiones”, puntualizó.

Asimismo, señaló que, contrario a lo señalado por los quejosos, las papas importadas estarían sujetas a múltiples medidas fitosanitarias para evitar la introducción de plagas al país.