Mundo

Secuela invernal: La empresa de energía más grande y antigua de Texas se declara en bancarrota

Brazos Electric está solicitando la protección por bancarrota del Capítulo 11, citando la tormenta de invierno del mes pasado que dejó a millones sin energía en EU.

A raíz de la reciente crisis energética en Estados Unidos por la tormenta invernal, el daño financiero se está extendiendo por las compañías eléctricas. Hoy toca a la cooperativa de energía más grande y antigua de Texas, que está solicitando la protección por bancarrota del Capítulo 11.

La empresa Brazos Electric Power Cooperative se declaró en bancarrota, argumentando que está abrumada por los más de 2.1 mil millones de dólares en facturas derivadas del clima invernal extremo que cubrió el estado el mes pasado, de acuerdo con The Wall Street Journal.

Brazos Electric informó el lunes que era una "empresa financieramente sólida y estable" antes de la tormenta invernal que azotó a Texas, el segundo estado más grande de Estados Unidos, entre el 13 y el 19 de febrero. La firma presta servicios a 16 cooperativas que atienden a más de 1.5 millones de texanos en 68 condados.

Gran parte de la red eléctrica de Texas colapsó, seguida de sus sistemas de agua. Decenas de millones se resguardaban en casas heladas. Otros huyeron por seguridad. El estado, que durante mucho tiempo evitó la regulación y la ayuda externa, se vio obligado a buscar apoyo.

La cooperativa señaló que "no tenía más remedio" que solicitar la protección del capítulo 11, después de recibir facturas del operador de la red del estado para liquidar el costo de la compra de energía durante el periodo de una semana en que las temperaturas bajo cero dejaron fuera de servicio las plantas de energía y dejaron a millones de clientes sin electricidad. por días.

"En pocas palabras, Brazos Electric de repente se ve atrapado en una trampa de liquidez que no puede resolver con su balance actual", dijo Clifton Karnei, vicepresidente ejecutivo y gerente general de la compañía, en una declaración, según Wall Street Journal.

El Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas, que opera la red eléctrica del estado, informó el viernes que algunos minoristas de energía no habían pagado la energía que compraron durante la helada invernal, lo que indica que no tenían los medios para pagarlas.

Brazos Electric Power Cooperative afirmó que continuará suministrando energía a sus miembros mientras reestructura la cooperativa.

Texanos afectados por heladas enfrentan nuevo problema: facturas de luz exorbitantes

EU recibe 'avalancha' de registros de migrantes que fueron devueltos por Trump