Mundo

‘Vampiro’ de perros: Esto sabemos del hombre que extrajo sangre de al menos 500 animales

Se presume que el administrador del Centro de Transfusiones Veterinario S.L. ganó más de un millón de euros desde 2006 por la venta de sangre de animales.

Tras la denuncia de un empleado de una incineradora en España, que encontró de manera continua grandes cantidades de cadáveres de perros, gatos y conejos, la Guardia Civil liberó a 240 animales, que se encontraban en muy malas condiciones, en una finca en la que presuntamente un empresario los sacrificaba para vender su sangre a clínicas veterinarias y hospitales de todo el país.

La Comandancia de Madrid de la Guardia Civil detuvo el pasado 16 de junio a Luis Miguel V.F., junto con otro hombre de origen marroquí, que era el encargado de la finca, ubicada en una localidad de Madrid, que también participaba en las extracciones de sangre de los animales, según informes de medios españoles.

De acuerdo con el Ministerio Público, el propósito de la extracción era vender la sangre a clínicas veterinarias de la Comunidad de Madrid a un precio de 80 euros por 400 mililitros en el caso de los perros, y 85 euros por 40 mililitros si se trataba de sangre de gato.

Según las indagatorias, en el lugar se recibían animales de los propietarios que ya no podían continuar con su cuidado, y posteriormente, el empresario presuntamente aprovechaba para extraer la sangre de las mascotas con prácticas “dolorosas y crueles”, hasta causar su muerte.

Una vez extraída la sangre, los cadáveres eran congelados y luego incinerados en un crematorio de Yuncos (Toledo), donde la Fiscalía contabilizó alrededor de 60 cuerpos de perros, conejos, gatos y hasta un hurón, cuya muerte se debe a la extracción de sangre.

Detenido hace algunas semanas, se presume que el acusado de vender la sangre a clínicas veterinarias, ganó más de un millón de euros desde 2006 y podría haber acabado con la vida de cerca de 500 animales, según lo indicado por fuentes del Seprona de la Comandancia de Madrid de la Guardia Civil a medios españoles.

Ello, debido a que aumento en la demanda de la sangre de animales se incrementó, por lo que el empresario llegó a ofrecer sus servicios de hemoterapia a toda España, e incluso a otros países europeos como Italia, Bélgica, Francia y Portugal a través del sitio web de su compañía.

El empresario fue identificado como administrador de la mercantil Centro de Transfusiones Veterinario S.L. y como presidente de la Asociación de Hematología y Homeopatía Animal, que se encargaba de la certificación de los laboratorios de hematología y de los bancos de sangre de los asociados.




También lee: