Mundo

Elon Musk se reunirá con Jair Bolsonaro en Brasil

El presidente se encuentra bajo investigación por la presunta difusión de noticias falsas.

Elon Musk, director ejecutivo de Tesla y SpaceX, viajará a Brasil para reunirse con Jair Bolsonaro solo cinco meses antes de que el presidente derechista busque un segundo mandato en las elecciones nacionales, según el ministro de Comunicaciones.

El hombre más rico del mundo será recibido por Bolsonaro el viernes en un hotel a unas 70 millas de Sao Paulo, la capital financiera del país, informó el jueves el diario local O Globo, sin decir cómo obtuvo la información. Agregó que la reunión fue organizada por el ministro de Comunicaciones, Fabio Faria, quien visitó al multimillonario el año pasado en los Estados Unidos.

Tesla y SpaceX no respondieron a una consulta sobre los planes de viaje de Musk. Su avión estaba programado para partir a Brasil, según una cuenta de Twitter automatizada mantenida por Jack Sweeney, quien sigue el paradero del avión del multimillonario.

“Por invitación del Ministro de Comunicaciones, Fábio Faria, el empresario Elon Musk llega a Brasil el viernes para discutir Conectividad y Protección de la Amazonía con el gobierno brasileño”, escribió Faria en su cuenta de Twitter.

El presidente confirmó que viaja a Sao Paulo. “Tendremos una reunión con una persona de renombre mundial, que viene a ayudar a nuestra Amazonía”, dijo durante una transmisión en vivo en las redes sociales la noche del jueves, sin revelar un nombre.

Musk se ha vuelto aún más popular entre los partidarios de Bolsonaro después de anunciar planes para comprar Twitter y usar la plataforma para defender la “libertad de expresión”. El propio Bolsonaro ha tenido varias publicaciones en las redes sociales eliminadas por Twitter y Facebook después de que las compañías determinaran que el presidente estaba difundiendo falsedades sobre temas que incluyen la pandemia de covid-19 y la seguridad del sistema de votación electrónica de Brasil.

Bolsonaro, que está siendo investigado en Brasil por presuntamente difundir noticias falsas, ha intensificado su retórica contra el tribunal supremo del país y sus autoridades electorales, generando preocupaciones de que podría cuestionar el resultado de las elecciones de octubre si pierde.