Monterrey

Montserrat Martínez: La gran herramienta para generar negocios desde tu celular

En esta nueva edición te comparto algunos beneficios de una herramienta que estoy segura te será de mucha utilidad, se trata de WhatsApp Business.

Apreciable lector a tan solo dos meses de culminar un año de mucha incertidumbre no cabe duda que empezamos a ver una luz de esperanza, con el gran avance de la población vacunada, al vivir en pandemia debido a la COVID-19 y que por supuesto para muchos ha significado un parteaguas en muchos niveles, pero no todo ha sido negativo, pues ha traído consigo grandes aprendizajes, uno de ellos que destaca fue la obligación de comunicarnos a través de plataformas digitales.

En esta nueva edición te comparto algunos beneficios de una herramienta que estoy segura te será de mucha utilidad, se trata de WhatsApp Business, que de acuerdo con un Estudio realizado por Hootsuite, durante el 2020 WhatsApp mantuvo mayor numero usuarios comparado con Facebook alcanzando 1.6 mil millones y 1.3 mil millones de usuarios respectivamente, además de que de acuerdo a una investigación de JUPARU el 80 por ciento de los usuarios de las redes sociales reveló que revisan sus teléfonos inteligentes a los 15 minutos de despertarse y durante ese chequeo destacaron que las notificaciones que más verifican son las de WhatsApp y Facebook, por mencionar las principales.

Es importante mencionar que WhatsApp existe desde enero del 2009, año en que surge como una aplicación de mensajería instantánea, y en enero del 2018 es cuando Facebook lanza WhatsApp Business con el propósito de generar una solución de interacción entre la empresa y los clientes, ayudando a mejorar el servicio que brindaba, actualmente la plataforma cuenta con más de 2 mil millones de usuarios activos a nivel mundial.

Entre las características más destacables de la herramienta están:

· Habilitar un sistema de pagos a través de plataformas como WhatsOrder que, gracias a la innovación transforma el proceso de compra con un solo clic.

· Ofrece estadísticas de medición sobre los mensajes y sus resultados en el negocio, las cuales se encuentran dentro de la misma aplicación en los ajustes de WhatsApp Business.

· Los prospectos/clientes pueden tener un catálogo de los productos o servicios en su dispositivo electrónico con lo cual estarán mejor informados acerca de todo lo que tu empresa ofrece.

· Generar respuestas rápidas las 24 del día los 365 días del año, gracias a diversas plataformas que se implementan de acuerdo con las necesidades de tu organización.

· Crear un perfil de empresa para mostrar información importante, como la dirección, correo electrónico y sitio web, poniendo al alcance del usuario información que permita establecer contacto.

Estas cinco características son solo algunas de todas aquellas con grandes beneficios que puedes obtener al implementar WhatsApp Bussines como herramienta de ventas, aunque gracias a la cuantiosa variedad de funciones con que cuenta también puedes emplearlo en el servicio al cliente o al interior de tu empresa como herramienta de comunicación con todo el talento clave de tu organización. Y si bien existen medios como las llamadas, el correo electrónico, entre otras, sin duda alguna no me dejaras mentir que Whatsapp es de las herramientas que mas utilizas en tu día a día.

Por esto, es momento de considerar dejar de darle prioridad a opciones ya no tan eficientes como el correo electrónico e implementar las nuevas herramientas tecnológicas como WhatsApp Business que a tres años de su creación, ofrece opciones que te permiten administrar y llevar un excelente servicio a tus clientes a través de dispositivos como el celular, sin olvidar por supuesto ponerlo en marcha de la mano de expertos en marketing para obtener los mejores beneficios para tu empresa o negocio.

C.P. Montserrat Martínez, Especialista en medios digitales y herramientas electrónicas.

editorial@elizondocantu.mx

COLUMNAS ANTERIORES

José de Jesús García: Evaluando al Presidente
Mario A. González: Negociando para lograr un propósito superior

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.