Monterrey

Construyen en el Bajío terminal de gas natural

La empresa Énestas está instalando una planta de gas natural licuado en el Bajío para comercializar el combustible en esta zona del País, revelaron hoy directivos de la firma en un foro organizado por el Clúster Energético de Nuevo León.

Sin revelar la ubicación exacta, monto de inversión y características de capacidad y otras técnicas, directivos de la empresa Énestas revelaron hoy que construyen actualmente una terminal de Gas Natural Licuado (GNL) en la zona del Bajío.

Carlos Boone, director de Inteligencia de Negocios y Gobierno de Énestas, social del Clúster Energético de Nuevo León, dijo que la terminal estiman entrará en operaciones comerciales a mediados de 2022.

Durante su participación en el foro Situación y Perspectiva del Gas Natural, organizado en forma virtual por el Clúster Energético de Nuevo León, que preside el empresario César Cadena Cadena, Boone dijo que no podría revelar más detalle del proyecto por tratarse de información estratégica.

“No podemos compartir más datos de la planta de licuefacción por un tema de competencia, lo que les puedo comentar es que tenemos planeado que esté operando ya para mediados del próximo año, estamos justo con el tema de los permisos y yo creo que para mediados del año próximo tendremos nuestra planta en el territorio nacional”, dijo Boone.

Sin embargo, lamentó la suspensión de actividades por parte de la Secretaría de Energía y la Comisión Reguladora de Energía para la expedición de los permisos por la pandemia, lo que está afectando a toda la industria energética en México desde hace más de 14 meses.

Énestas es una empresa mexicana fundada en 2015, especializada en la distribución de gas natural en México y Estados Unidos, con y sin ducto (GNL).

En México, atienden a clientes ubicados en 14 estados del País, muchos de ellos localizados en la zona norte Sonora, Coahuila y Nuevo León.

De acuerdo con información de Énestas, la compañía entrega gas natural con la más alta calidad, de manera segura, eficiente y ecológica, y cuentan con más de 5 años de experiencia en el mercado del GNL.

“Brindamos soluciones completas y personalizadas en diversos sectores: industrial, minería, invernaderos, generación eléctrica, parques industriales y transporte. Énestas también ofrece servicios para la operación y regasificación de GNL y Etano Líquido en terminales portuarias”, de acuerdo con su página oficial en internet.

Para expertos, en México cada vez son más las empresas que buscan energías alternativas a menor costo, y por ello el nacimiento de empresas que distribuyen y comercializan el gas natural tanto licuado como comprimido.

Adicionalmente, Énestas está ofreciendo nuevos contratos de suministro de gas natural (backups) para que las industrias tengan a su alcance almacenamientos de combustible para casos de cortes de suministro, como ocurrió a inicios de este año por problemas en la oferta de gas natural en el sur de Estados Unidos, lo que impactó a las empresas mexicanas y hasta cortes del suministro eléctrico por parte de CFE.

Una empresa que siguió consumiendo gas natural en el periodo de alertas, dimensionaron los directivos de Énestas, pagó una penalización superior a los 12 millones de pesos.

Énestas promueve la operación de estaciones de gas fijas o móviles, ofreciendo un retorno de inversión de 2 a 3 años.

“El suministro del combustible se realiza mediante tanques o contenedores criogénicos que permiten transportar el gas natural en estado líquido (a -162 °C) ocupando un espacio reducido (1/600 veces vs. estado gaseoso)”, de acuerdo con información pública de la empresa.

“Las terminales portuarias permiten establecer gasoductos virtuales, en las cuales el GNL pasa del barco a los contenedores fijos en puerto, posteriormente se trasvasa a los contenedores móviles terrestres y finalmente se entrega en las instalaciones del cliente para su aprovechamiento. A través de un proceso de intercambio de temperatura, el GNL vuelve a su estado gaseoso original”.

¿QUÉ ES EL GNL?

  • - El Gas Natural Licuado ofrece ventajas en su almacenamiento. En estado líquido permite un menor tiempo de carga, así como la reducción de los sistemas de almacenaje.
  • - Es gas natural procesado para ser transportado en forma líquida, a baja presión y a -162 °C.
  • - Mayor capacidad de almacenamiento en menor espacio: el volumen ocupado es 1/600 veces en estado líquido.
  • - La regasificación se realiza a temperatura ambiente a través de un vaporizador.
  • - Se transporta en tanques criogénicos especializados, por vía terrestre o marítima.
  • - Es inodoro, incoloro y no tóxico.
  • - Sólo se quema si entra en contacto con oxígeno en concentraciones de 5 a 15%.
  • - Es una gran alternativa para suministrar combustible y energía a zonas remotas, donde no hay gasoductos.