Monterrey

Jesús Garza: La economía a dos velocidades

En febrero se estima que la actividad económica haya caído 3.9 por ciento, es decir, que el 2021 empieza muy flojo y con el arrastre negativo del año anterior.

Esta semana el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicó el indicador oportuno de la actividad económica para el mes de marzo el cual se estima se contraiga 2.1 por ciento en su comparativo anual. En febrero se estima que la actividad económica haya caído 3.9 por ciento, es decir, que el 2021 empieza muy flojo y con el arrastre negativo del año anterior. Al interior del indicador oportuno, la información del sector industrial y de servicios nos da una imagen clara del dualismo que probablemente observará la actividad económica este año.

El indicador del sector secundario o industrial se estima haya disminuido 0.9 por ciento en marzo, una mucho menor caída que 3.1 por ciento observada en febrero. Asimismo, el sector servicios se espera haya caído 3.1 por ciento en marzo después de una caída de 4.3 por ciento en febrero. Es decir, parece que el sector industrial muestra un mejor dinamismo que el sector servicios. Así, la economía nacional parece que entra en una etapa de crecimiento de dos velocidades. La primera, muy dinámica y relacionada con el sector industrial, y la segunda, con un ritmo de crecimiento más moderado y ligada con la demanda interna.

El sector externo será el motor de crecimiento del país de la mano del buen dinamismo de la economía de los Estados Unidos. La política fiscal expansiva de 1.9 billones de dólares de ese país, la fuerte inversión en infraestructura por un monto de alrededor de 4 billones de dólares y una política monetaria ultra-expansiva de mantener la tasa de interés de fondos federales en entre 0 y 0.25 por ciento por un periodo prolongado de tiempo están detrás de este buen dinamismo. Así, se espera que EUA crezca a una tasa de 6.4 por ciento en 2021, según el FMI, lo que impulsará a las exportaciones mexicanas.

La industria que se beneficiará de estas tasas de crecimiento será la relacionada con el sector externo, en su mayoría el sector manufacturero, sobre todo automotriz. Por zonas geográficas los estados y regiones fronterizos serán los más beneficiados por su integración comercial con EUA.

En contraste, la demanda interna se espera tenga un crecimiento moderado de la mano de la lenta recuperación del empleo. En 2020 se perdieron casi 1 millón de Pymes, según datos del INEGI, resultado de la falta de apoyos fiscales en el país. Además, se perdieron un total de 12 millones de empleos, la mayoría informales. Si bien el inicio de 2021 es alentador, la creación de empleos formales y la recuperación de las empresas perdidas es lenta. Por zonas geográficas, los estados más relacionados con los servicios como son el centro y sur del país serán los más perjudicados.

Así, la economía entra en una etapa de un dualismo o dos velocidades en su ritmo de crecimiento. Las exportaciones netas serán el motor de crecimiento del país de la mano de una economía de EUA vigorosa. Se espera que casi dos terceras partes del crecimiento esperado en México provenga de su sector externo. En contraste, la debilidad de la demanda interna será un amortiguador de una mayor expansión de la actividad económica.

El autor es director general de Soluciones Financieras GAMMA y profesor de Economía y Finanzas de EGADE Business School. Tiene un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera, ambas por la Universidad de Essex en el Reino Unido. Fue el economista en jefe para México de Itau BBA, director general adjunto de Organismos Financieros Internacionales en la SHCP e investigador en el Banco de México.




COLUMNAS ANTERIORES

Jorge A. Moreno: ¡A toda máquina!
Logra Parque Fundidora ingresos históricos en cuatrimestre

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.