Monterrey

Resultados de encuestas depende del momento

Expertos señalan que los estudios de opinión son fotos que se toman en un momento dado.

Luego de que varias encuestas relacionadas con las preferencias electorales o de intención de voto en Nuevo León para las elecciones a gobernador el próximo mes de junio muestran una varianza importante en sus resultados, algunos expertos señalaron que esto se explica por el momento en que se levanta la encuesta y si es telefónica o presencial.

Carlos Azpe Fimbres, director de Simsa Marketing Research, dijo que “es muy importante revisar las letras chiquitas referidas al marco metodológico de las encuestas ya que particularmente hay que entenderlo muy bien a la hora de interpretar el estudio y esto se refiere al diseño de la muestra, si va a ser presencial o telefónica o con robo y el margen de error, entre otros factores clave”.

En el mismo sentido, Marco Antonio Torres, experto político, refirió, “hace unos meses Clara Luz Flores, candidata de Morena, lideraba todas las encuestas y ahora en ninguna sale del líder, afectada por el caso NXIVM, que para ella tuvo un costo irreparable, con nada se levanta”,

Los expertos señalaron que la variabilidad en los porcentajes de las encuestas tiene mucho que ver con el momento en que se levanten y con el hecho de que así como muchas industrias no se prepararon para algo que les tomó por sorpresa, como la pandemia, la industria de la opinión pública, por así decirlo, no se preparó para esto y levantan los datos vía telefónica en lugar de casas por casa, por lo que esta variabilidad es inevitable aun cuando las encuestas se hagan de buena fe.

“Que sucede con este proceso, primero cuántas de estas encuestas están tomadas vía telefónica y cuántas tocando a la puerta, eso genera una variabilidad enorme entre el resultado final de un tipo de encuestas y el otro, desde luego la aleatoriedad de la encuesta se daña mucho al hacerla por teléfono”, indicó Torres.

Azpe Fimbres destacó que “también un factor muy importante es la fecha en que se levanta el estudio puesto que refleja la realidad de ese momento, es una foto que se toma en ese instante, y se tiene que respetar el efecto de variables exógenas que impacten la preferencia del elector”.

Torres explicó que una persona de clase media y con estudios difícilmente responde una llamada de un número desconocido, mientras que una de bajo nivel económico si lo hace, lo que implica que los resultados de sesguen en favor del PRI.

“Las encuestas telefónicas tienen un sesgo de aleatoriedad muy alto, en pocas palabras, las encuestas telefónicas en un país como México no sirven para nada, tomarla en serio da risa, porque hay un factor de sesgo muy alto y es quién te contesta el teléfono”, señaló.