Cómo elegir una tarjeta de crédito
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cómo elegir una tarjeta de crédito

COMPARTIR

···
Mis Finanzas

Cómo elegir una tarjeta de crédito

06/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Ricardo Pineda
 
Dicen por ahí “de la moda, lo que te acomoda”. Con las tarjetas de crédito sucede algo similar: además de tomar en cuenta las tasas de interés y condiciones de pago, hay que elegir la que se adapte a nuestro estilo de vida y nuestras necesidades, lo que como te imaginarás, no es una tarea sencilla.
 
¿Qué tenemos que tomar en cuenta para elegir una tarjeta? Son varios aspectos, desde la tasa de interés, el costo mínimo por apertura, las facilidades de pago, las comisiones, hasta el perfil que encaje con nuestra edad, ingresos o hábitos de compra y deuda.
 
No es lo mismo vivir con tus padres y gastar sólo en ropa o accesorios, que tener que enfrentar con frecuencia gastos emergentes (por hijos o parientes enfermos) o estar a cargo del mantenimiento del hogar.
 
Así que antes de adquirir una tarjeta de crédito debemos hacernos diversas preguntas como:
- ¿Me gusta viajar?, ¿planeo hacerlo en el futuro?
- ¿Como en restaurantes?,
- ¿Cuánto puedo pagar?, ¿hasta dónde me puedo endeudar sin verme en aprietos financieros?
 
5 perfiles de tarjetas de crédito
 
De acuerdo con el último comparativo de la Condusef existen cerca de 100 tipos distintos de tarjetas de crédito. Por ello, es importante conocer las características de cada una, antes de elegirla.
 
Para que tu selección sea más sencilla, te presentamos 5 perfiles que podrían acomodarse a tu estilo de vida y necesidades:
 
1.- Estudiantes. Hay tarjetas que no requieren un consumo mínimo, como la B Smart Universidad de Banamex o la Tarjeta Bajío Visa Clásica Garantizada del Banco del Bajío. Éstas, están enfocadas a una persona que no gastará mucho y no se comprometerá con una deuda alta.  Si quieres tener una tarjeta sólo para “una emergencia escolar”, o un gasto no muy grande de improviso, este tipo de perfil es buena opción.
 
2.- Futboleros. Hay usuarios a los que les gusta personalizarlo todo, especialmente con ideas deportivas. Para ellos, hay bancos que confeccionan las tarjetas de crédito en función de los equipos de futbol mexicanos, ofrecen promociones de boletos para partidos o información exclusiva del equipo de la tarjeta. La gran mayoría otorgan un crédito mínimo de 4,000 pesos, como la Banamex Chivas o la Rayados Bancomer que se abre con 5,000 pesos.
 
3.- Hogar. Ideales para los que están a la caza de promociones y ofertas en el súper, sean amas de casa previsoras o miembros de familia a los que les resulta más práctico y cómodo comprar lo indispensable en grandes cantidades. Para ellos, muchas tiendas departamentales ofrecen tarjetas específicas: Sam’s Club, Cotsco, e incluso tarjetas como las de Wal-Mart o Bodega Aurrerá, que ofrecen un crédito focalizado. Este tipo de crédito suele oscilar entre los 3,000 y los 10,000 pesos. Considera que estas tarjetas suelen tener tasas de interés altas, para que no te endeudes demasiado con ellas.
 
4.- Consumidor especializado. Existen algunas tarjetas de crédito de corte más específico, para quienes saben que sólo utilizarán el crédito para adquirir productos en tiendas de vinos, deportivas o boutiques de ropa. El rango de capacidad crediticia de éstas oscila entre los 5,000 y 15,000 pesos, como la Club Privilegios Honda de BBVA Bancomer o la Tarjeta de Crédito Banregio clásica, que se abren con 6,000 y 10,000 pesos respectivamente.
De igual forma, algunas tiendas departamentales suelen tener con frecuencia promociones especiales de pago con ciertos bancos para pagar a 6, 12 ó 24 meses sin intereses.
 
5.- Negocios de placer. Hay quienes tienen la capacidad y tiempo para viajar con frecuencia, ya sea por placer o por negocios. Las aerolíneas internacionales y mexicanas crearon alianzas con los bancos para ofrecer tarjetas de crédito, en donde se pueden acumular millas de viaje. Este tipo de tarjetas funcionan para quienes buscan descuentos en vuelos o sorteos frecuentes con viajes redondos, y que usan este tipo de servicios más de una vez al mes. Éstas suelen tener un crédito inicial para personas con ingresos superiores a los 15,000 pesos, como la Tarjeta de Crédito Volaris Inbursa o la Fiesta Rewards Clásica de Scotiabank.
 

 
No está de más

Una vez que decidiste hacerte de una tarjeta de crédito, no está por demás tomar en cuenta las alertas básicas que te harán un buen tarjetahabiente:Una tarjeta de crédito no es dinero extra: no aceptes un crédito que duplique tus ingresosElije la tasa de interés que te convenga más.Verifica elementos clave como: costo por apertura, comisiones por uso de servicios, disponibilidad de sucursales y cajeros.Paga siempre más del mínimo para que no te veas en aprietos.No olvides que la tarjeta de crédito tiene que funcionar en beneficio de nosotros y no al revés. Saber usarla es sacarle provecho y no endeudarnos por tiempo prolongado, ni dejarnos ahorcar por los intereses y el aumento de una deuda que con el tiempo se puede volver incosteable.
 
Fuente: Sara Barajas Cortés, profesora de Contabilidad y Finanzas de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México.