Mercados

En subasta adelantada, los Cetes a 28 días alcanzan su mayor rendimiento en más de 15 meses

Los incrementos se concentraron en los rendimientos de los Cetes de corto y mediano plazo, extendiéndose a la tasa de los Bonos M de 3 años.

Este lunes se realizó la semanal subasta de valores gubernamentales, en la cual el rendimiento primario de los Certificados de la Tesorería (Cetes) mantuvo su sesgo alcista por tercera semana consecutiva, aunque en esta ocasión se concentraron en los plazos cortos y medios a la expectativa de un nuevo aumento en la tasa de objetivo de política monetaria de Banco de México (Banxico).

De acuerdo con los resultados publicados por el banco central, el mayor ajuste se observó en la emisión de 29 días, que esta semana subió 11 puntos base para quedar en 4.60 por ciento anual. Este es su mayor rendimiento desde el remate del 28 de julio de 2020.

Le siguieron en importancia los incrementos observados en las emisiones con vigencia de 92 y 176 días, que en esta ocasión reportaron alzas de 3 y 1 punto base, respectivamente, en comparación son sus resultados de la semana anterior y fijar sus tasas en 4.83 y 5.14 por ciento, en el mismo orden.

Con las ganancias observadas esta semana, el rendimiento de estos plazos regresó a las tasas que se registraron cinco semanas antes.

La única baja de la jornada se reportó en la tasa de los Cetes de 344 días, que en esta ocasión mostró una reducción de 5 puntos base en comparación con su nivel del martes anterior, para quedar en 5.45 por ciento anual.

El banco central adelanto esta semana la subasta primaria de valores gubernamentales, ya que en esta ocasión la asignación de la totalidad de lo subastado se colocará el miércoles. El próximo jueves (día que tradicionalmente hace la asignación de valores a los inversionistas) será el feriado del 16 de septiembre.

Las tasas de interés estuvieron presionadas desde mediados de la semana anterior a la espera de un dato de inflación general que cuando se dio a conocer estuvo en línea con las expectativas del mercado, aunque es la inflación subyacente la que muestra una mayor aceleración.

Luego del aumento registrado la subasta anterior, desde el miércoles las tasas de interés en el mercado secundario se registró un aumento promedio de 3 puntos base en la curva de rendimientos, con las mayores presiones en el rango de tasas de los instrumentos con vigencia de 2 a 5 años, en tanto que el rédito a 28 días tuvo un incremento de 8 puntos base, de acuerdo con una nota de análisis de Citibanamex.

En tanto que Casa de Bolsa Banorte considero “una colocación para los Cetes ligeramente presionada en la tasa de emisión, en línea con la modesta corrección al alza en el descuento para los siguientes movimientos para Banxico”.

En la última encuesta de Citibanamex, el consenso de la totalidad de los analistas fue que Banxico realizará un nuevo ajuste de 25 puntos en su reunión de política monetaria a realizarse el próximo 30 de septiembre.

En lo que respecta a las emisiones de largo plazo, se observó un comportamiento mixto, reflejando el comportamiento que se registró en el mercado secundario de dinero.

El único aumento se registró en el rendimiento de los Bonos de Desarrollo a tasa fija (Bonos M) con vigencia de mil 86 días, que esta semana subió 3 puntos base frente a su nivel de 4 semanas antes al fijarse en 6.22 por ciento anual.

De acuerdo con Banorte, el resultado de esta semana refleja “las mayores presiones acumuladas respecto a instrumentos de duración similar siguiendo el aplanamiento observado en la curva”.

Por el lado de las bajas, el mayor ajuste se observó en la tasa real de los Bonos denominados en Unidades de Inversión (Udibonos) que en esta ocasión se subastó la emisión de 30 años y que se fijó en 3.43 por ciento anual, esto es, sólo 2 puntos base por debajo de la que se asignó el pasado 17 de agosto.

En tanto que la sobretasa de los Bonos de Desarrollo (Bondes D) de mil 786 días paso de 21 a 20 puntos base sobre el rendimiento vigente de los Cetes a 28 días.

INVERSIONISTAS SE INCLINAN POR CETES DE 1 AÑO Y UDIBONOS

La demanda de los compradores se vio más selectiva que en semanas anteriores, ya que se observaron aumentos importantes en la demanda de la emisión a un año de los Cetes y para la compra de los Udibonos de 30 años.

Por el lado de los Cetes, las posturas totales de compra alcanzaron los 122 mil 704 millones de pesos, monto que aumentó 7.5 por ciento en comparación con lo registrado el martes anterior, impulsado por la importante demanda registrada en el plazo de un año.

De hecho, para la compra de los Certificados de 344 días los inversionistas presentaron posturas por 33 mil 847 millones de pesos, monto que aumentó 51 por ciento frente a lo registrado la semana anterior.

Por su parte, para las emisiones de Cetes a 29 días se registró una demanda de 14 mil 288 millones de pesos, monto 2.9 por ciento menor a la registrada en la subasta anterior, en tanto que para la emisión a 92 días los compradores registraron posturas por 33 mil 525 millones, 6.5 por ciento menores a las intenciones de compra de la semana anterior.

En los Cetes a 176 días se registró una demanda por 41 mil 44 millones de pesos y estuvo por debajo de lo registrado la semana anterior en 0.2 por ciento.

Para la compra de valores de largo plazo, la demanda de los Udibonos de 30 años alcanzó los 2 mil 323 millones de Udis (equivalente a 16 mil 40 millones de pesos) monto 31.8 por ciento superior a lo que se registró en la subasta del 17 de agosto pasado.

En lo que respecta a los Bonos M de 3 años, los inversionistas elevaron posturas de compra por 14 mil 980 millones de pesos, 3.5 por ciento menor a lo registrado cuatro semanas antes, en tanto que en los Bondes D de 5 años bajó la demanda 17.1 por ciento, al presentarse posturas de compra por 5 mil 320 millones de pesos.