Food and Drink

Caldos ‘levanta muertos’ para esas ‘crudas’ de terror

Entre la diversidad de la gastronomía encontramos platillos que prometen ‘levantar muertos’ y ‘volver a la vida’

No sólo en Halloween y Día de Muertos, cada fin de semana la calles se llenan de “zombies” que apenas y logran caminar, avanzan pálidos, amarillos, casi verdes, sudorosos, destilando alcohol por sus poros.

Entre la diversidad de la gastronomía en México hay muchos platillos para combatir la resaca, que prometen “volver a la vida” a esas personas con una “cruda” de terror que por la mañana juran no volver a tomar alcohol.

Estos platillos reconstituyentes ayudan al cuerpo a recobrar el sodio y el potasio que perdió como consecuencia de beber esos tragos de más y forman parte de remedios creados por borrachos ancestrales.


El “levanta muertos” chiapaneco

En San Cristóbal de las Casas preparan el caldo “levanta muertos”, elaborado con lengua, cola y sesos de res y gallina o pollo, todo condimentado con jitomate frito, cebolla, tomillo, orégano, ajo, achiote y chiles Simojovel molidos, según explica el Diccionario enciclopédico de la gastronomía mexicana.

“Su nombre hace referencia a la propiedad que se le atribuye para disminuir los efectos de la llamada ‘cruda’”, detalla.

“Levanta muertos” estilo Sinaloa

En Sinaloa tienen su propia versión, es una sopa de mariscos a la que en los restaurantes de la costa llaman “sopa levanta muertos”, se sirve caliente y muy picoso.

Lleva camarón, pulpo, filete de pescado y de mantarraya, chiles de árbol, secos, serranos y jalapeños y prometen ahuyentar esos malos espíritus llamados resacas.


“Vuelve a la vida”

Este no es un caldo, pero es un clásico más difundido en el país que promete eso: “volver a la vida”.

El Diccionario enciclopédico de la gastronomía mexicana explica que es un coctel de mariscos que lleva pulpo, caracol, pulpa de jaiba, trocitos de filetes de pescado, ostión y camarón, todo en salsa de tomate, jugo de chiles chipotles adobados, aceite de oliva, cilantro y cebolla picada.

“Se come con galletas saladas o totopos de tortilla de maíz en el Sotavento, Veracruz, y por extensión en varios estados de la república mexicana. Su nombre hace referencia a que es un platillo altamente nutritivo y energético”.

Te recomendamos estos lugares de la CDMX con buffet de mariscos para encontrar algún caldito que te devolverá el alma al cuerpo.

También puedes dar un tour chilango para encontrar una buena birria, uno de los platillos más tradicionales para la cruda.