FINANCIAL TIMES: La condición física y las finanzas cambian el rostro del futbol
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

FINANCIAL TIMES: La condición física y las finanzas cambian el rostro del futbol

COMPARTIR

···
menu-trigger
Financial Times

FINANCIAL TIMES: La condición física y las finanzas cambian el rostro del futbol

bullet

22/01/2014
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
 

 
 
 
Por Simón Kuper
 
 
El futbol, al menos durante una gran parte de su historia, no fue un deporte de pensamiento. Al igual que el petróleo es parte del negocio del petróleo, la estupidez era parte del negocio del futbol. Los hombres que dirigían los clubes hacían lo que hacían porque siempre lo habían hecho de la misma forma.
 

Sin embargo, desde hace unos cuantos años, el juego se ha vuelto más inteligente. Se ha inspirado en la “revolución de datos” que comenzó en el béisbol antes de abarcar a todos los deportes. Los crecientes ingresos televisivos también incentivan un acercamiento más profesional. Podemos esperar más avances dentro y fuera del terreno en 2014. El campo con menores expectativas de mejoría debería ser la táctica.
 

Las reglas del futbol han cambiado muy poco desde que se codificaron en 1863. Ya se han probado la mayor parte de las posibilidades tácticas. No obstante, el entrenador más innovador del juego, Josep Guardiola, sigue encontrando nuevas posibilidades. En el Barcelona refinó el posicionamiento de su equipo sin el balón.
 

Ahora, en el Bayern Munich, envía a sus defensas al medio campo cada vez que su equipo tiene la posesión del balón. Eso le permite al Bayern abrumar a sus oponentes en el medio campo, y cuando el equipo de Guardiola pierde el balón, generalmente lo recupera en la mitad del terreno de los oponentes.
 
Los entrenadores de todo el mundo seguirán viendo a “Pep” como fuente de inspiración.
 

Sin embargo, los mayores avances en 2014 serán físicos. En la Copa Mundial de 2006, Jürgen Klinsmann, el entonces director técnico de Alemania, demostró cuán mejor preparados podían estar los futbolistas si entrenaban según los métodos vanguardistas de los deportes estadounidenses.
 
La condición física y la velocidad de los jugadores han mejorado desde entonces. Hoy en día, los clubes cuentan con muchos más datos físicos de sus jugadores que hace cinco años.
 
Los grandes clubes examinan, prácticamente a diario, las debilidades musculares de cada jugador, el movimiento de los ojos, los cambios en la respiración y muchos otros indicadores más o menos obvios. Los jugadores usan equipos de geolocalización (GPS) durante los entrenamientos.
 

Thierry Marszalek, analista del equipo nacional francés, explica: “Podemos decir que sacaremos a un jugador porque ya se ha esforzado demasiado, o que otro no ha hecho lo suficiente y necesita trabajar en un área específica. Lo realmente interesante es la individualización del trabajo.”
 
Ya existen equipos como el Bayern que juegan a un ritmo sin precedentes.
 

Un entrenador como José Mourinho, del Chelsea, espera que incluso un “regateador” como Eden Hazard se esfuerce en la defensa. Cada vez más, cada jugador participa cada segundo del juego. Los avances físicos seguirán cambiando el juego en 2014. La profesionalización creciente en el campo será impulsada por la profesionalización creciente fuera de éste. A menudo se dice que la economía del futbol ahora es una burbuja. Muchos expertos citan el fichaje en septiembre de Gareth Bale, del Tottenham, por parte del Real Madrid por 140 millones de dólares, como el colmo de la locura.
 

Sin embargo, la crítica a los gastos crecientes del futbol ignora las ganancias crecientes del juego. Específicamente los ingresos televisivos se han disparado, principalmente porque los canales de suscripción han llevado el futbol a una cada vez mayor cantidad de países.
 
El futbol se ha mantenido fuerte a través de la crisis económica mundial. Las ganancias de los clubes europeos han subido alrededor de cinco por ciento anual desde 2008. En 2011-2012, alcanzaron 31 mil 900 millones de dólares, según Deloitte, la firma de asesoría empresarial.
 
Este crecimiento se debe mantener durante 2014. El juego solamente comienza a penetrar en China, la India, Estados Unidos e Indonesia, los cuales representan alrededor de 45 por ciento de la humanidad.
 
La Liga Premier Inglesa actualmente gana sólo alrededor de 0.03 (tres centavos de dólar) en derechos de televisión por cada persona de China, en comparación con los alrededor de 56 dólares por cada persona de Singapur, según Sportingintelligence.com, el sitio web de negocios.
 

Esto significa que hay espacio para el crecimiento.
 

Deloitte predice que el valor mundial de los derechos de televisión deportivos premium –principalmente las cinco mayores ligas domésticas europeas, la Liga de Campeones, y las cuatro ligas mayores deportivas norteamericanas– aumentarán otro 14 por ciento en 2014 para llegar a 26 mil 300 millones de dólares.
 
Mientras tanto, la Copa Mundial en Brasil debe ser el evento mediático más grande de la historia, según el número de televidentes. Su alcance geográfico no tendrá precedentes.
 

Cuando el equipo estadounidense juegue un partido importante en Brasil, las cifras de audiencia deberían eclipsar los promedios de audiencia de juegos de la Serie Mundial de béisbol, o las finales de la NBA de baloncesto. La industria del futbol se ha vuelto más inteligente, como también lo han hecho sus consumidores.
 
La máxima autoridad del futbol europeo, UEFA, reacia a echarle encima a un país una carga tan costosa, ha decidido no designar una sede única para el campeonato europeo de 2020. En lugar de ello, en septiembre escogerá 13 ciudades sede en 13 países.
 

También la FIFA habrá aprendido la lección de las protestas brasileñas: organizar una Copa Mundial en una democracia es una invitación a las protestas. Es mucho más seguro escoger países que no toleran la disidencia, como Rusia (sede en 2018) y Qatar (2022).
 
También, te pueden interesar estos artículos
 
FINANCIAL TIMES: Los ‘indispensables’ estadounidenses se echan para atrás como policías

 
FINANCIAL TIMES: Disfrutan oficinistas edad de oro
 
FINANCIAL TIMES: Nada puede mellar el derecho divino de los banqueros