Bonistas rechazan oferta... otra vez
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bonistas rechazan oferta... otra vez

COMPARTIR

···
menu-trigger

Bonistas rechazan oferta... otra vez

bulletUn grupo de inversionistas, que dice tener más del 50% de los bonos del NAIM, señala que no fue consultado sobre esta nueva propuesta y que no se les da el tiempo suficiente para analizarla.

Zenyazen Flores Abraham González
12/12/2018
Actualización 13/12/2018 - 4:50
La nueva oferta del Gobierno consiste en pagar a los bonistas mil dólares por cada mil dólares invertidos en estos instrumentos.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los inversionistas y el gobierno federal siguen en un ‘estira y afloja’ por los bonos del aeropuerto de Texcoco.

Luego de que la Secretaría de Hacienda presentó la tarde del martes una nueva propuesta para la recompra de los bonos que servirían para financiar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el grupo mayoritario de inversionistas rechazó este miércoles por la anoche la oferta.

La nueva oferta consiste en mil dólares por cada mil dólares invertidos en estos instrumentos, lo que implicó una mejor significativa desde los 900 por cada mil de inversión ofrecidos la semana pasada.

Además, el Gobierno modificó los incentivos a los tenedores de bonos. Daría 10 dólares por cada mil en papeles a quienes decidan vender sus bonos, y también 10 dólares a quien no venda, pero acepte el cambio en las condiciones de los contratos.

Sin embargo, el Grupo de Tenedores de Bonos Ad Hoc de MexCAT, representado por Hogan Lovells y Houlihan Lokey, señaló que no fue consultado sobre la oferta de recompra de bonos modificada este martes por el Gobierno federal.

“Si bien el Grupo (de inversionistas) reconoce que la propuesta enmendada hace mejoras incrementales, los problemas fundamentales siguen siendo tales que el Grupo no puede respaldar dicha propuesta en su forma actual”, señaló el comunicado enviado por Hogan Lovells, la firma jurídica que representa a los bonistas.

Ese grupo de inversionistas, según informó el despacho legal esta semana, cuentan con una tenencia de más del 50 por ciento de la deuda emitida originalmente por 6 mil millones de dólares, por lo que buscarán actuar en bloque en la negociación con el gobierno.

Entre las principales causas del rechazo, señaló la firma, se encuentra el corto tiempo con el que cuentan los tenedores de los bonos para analizar la propuesta, pues aseguran que los días se recortaron a la mitad respecto a la primera oferta. Otro factor es que las garantías ofrecidas en la nueva oferta son insuficientes.

“El gobierno anterior pidió prestado para construir un aeropuerto que iba a tener un tráfico de 100 millones de pasajeros al año, pero ese aeropuerto no se va a hacer, por lo que tiene que ofrecer una garantía similar para esa deuda”, señaló una persona cercana a las negociaciones que pidió no ser identificada.

El grupo de inversionistas no busca llegar a una solución a través del conflicto, pero sí quiere estudiar bien las ofertas y que las garantías sean similares a las que se tenía con el proyecto original”, añadió.

“El Grupo Ad Hoc Bondholder, que consiste en un grupo de grandes instituciones internacionales de inversión, todavía desea y espera con interés discutir sus inquietudes y las resoluciones propuestas con Mexcat”, mencionaron los inversionistas.

Los bonistas señalaron este miércoles en su comunicado que “no fueron consultados por el fideicomiso Mexcat en relación con la nueva oferta presentada por el gobierno”, lo que contrasta con versiones de Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda, quien aseguró que se ha consultado a los inversionistas sobre los términos de las ofertas presentadas.

“El 3 de diciembre propusimos una serie de condiciones, a partir de ese momento fuimos escuchando lo que los mercados querían y fuimos también planteando algunas de nuestras preocupaciones, y lo que la oferta suplementaria hace es atender las preocupaciones de ambos lados y mejorar un poco las condiciones”, dijo el funcionario.

“El gobierno busca lanzar ofertas que sean aceptadas por algunos con rapidez, pero el grupo de inversionistas busca una negociación en la que se analicen los términos hasta que se sientan cómodos”, señaló la persona cercana a las negociaciones.

Expusieron que los términos de la última oferta de recompra de bonos son insuficientes para compensar la reducción o eliminación completa del volumen de pasajeros en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México que se espera con el tiempo como resultado de la apertura de los aeropuertos alternativos.

La Propuesta Enmendada requiere que los tenedores de bonos evalúen la Propuesta Modificada en un calendario truncado que sea la mitad del otorgado por la propuesta original emitida el 3 de diciembre de 2018. El Grupo Ad Hoc considera que la fecha límite de la oferta anticipada debe extenderse a por lo menos el 21 de diciembre de 2018.

Agregaron que cualquier consentimiento otorgado por los tenedores de bonos con relación con la última oferta debe limitarse a la cantidad de bonos realmente comprados, y no debe aplicarse a todos los bonos mantenidos por el tenedor.

El Grupo Ad Hoc Bondholder sostiene que aún desea y espera con interés discutir sus inquietudes y las resoluciones propuestas con MexCAT.

Placeholder block

El secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, quien este jueves será ratificado en su cargo ante el pleno de San Lázaro, dijo ayer por la tarde que los inversionistas pueden sentir incertidumbre porque todavía no saben si va a seguir el aeropuerto de Texcoco o el de Santa Lucía, pero lo que sí es un hecho, aseguró, es que se va a ampliar el aeropuerto de Toluca.

En tanto, Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda, declaró en entrevista que “Santa Lucía no muere” y aseguró que en el Presupuesto de 2019 va a haber recursos “para los aeropuertos”.

A pregunta expresa sobre si Santa Lucía está muerto, Urzúa respondió que “se está analizando".