Empresas

Venta de autos cae en ‘bachezote’: se encuentran 21% debajo de niveles preCOVID

Las 83 mil 137 unidades comercializadas en julio son similares a las del 2013, con una caída de 1.2% anual frente al 2021.

En julio se vendieron 83 mil 137 autos, un volumen similar a las unidades coladas en el 2013, y una cifra 21.6 por ciento debajo de los vehículos colocados durante el séptimo mes del 2019, previo a la emergencia sanitaria del COVID-19, debido a la incertidumbre en el abasto en las agencias de distribución y la inflación, que a nivel general se ubicó en 8.16 por ciento y en el caso del sector fue de 8.67 por ciento.

En su comparativo anual la industria logró crecer un 1.2 por ciento respecto a las 82 mil 157 coches colocados en julio del año pasado, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Además, la cifra representó una caída del 8 por ciento sobre el mes anterior cuando se reportaron 90 mil 368 unidades colocadas, con lo que la industria inició el segundo semestre del año con una desaceleración en la venta de autos ligeros, pese a que se trata del tercer mes consecutivo que tiene un incremento anual respecto al año pasado.

“El resultado del mes de julio marca la tercera tasa anual positiva del 2022, mostrando desaceleración en el avance registrado un mes antes. Destaca hacia adelante un escenario aún con incertidumbre sobre la recuperación de los niveles de inventario”, comentó Guillermo Rosales, presidente ejecutivo de la AMDA.

Según la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) y analistas de la consultora internacional Jato Dynamics, la falta de inventario por problemas en la cadena de suministro y la escasez de semiconductores, siguen ocasionando retraso en la entrega de nuevas unidades y que las ventas se paralicen o no se cierren.

En el acumulado de enero a julio de 2022 se vendieron en total 601 mil 561 autos nuevos, una contracción del 0.2 por ciento respecto al 2021. Comparado con niveles prepandemia del mismo periodo en el 2019, las comercializaciones se encuentran 19.4 por ciento por debajo.

De acuerdo con representantes de las 22 distribuidoras automovilísticas afiliadas a la AMDA y analistas, se estima que por este problema solo en el primer semestre no se pudieron cerrar ventas de unas 24 mil unidades, lo que representa más de 15 mil millones de pesos.


El presidente ejecutivo de la AMDA señaló que este año la industria puede llegar a alcanzar comercializaciones por hasta 1.2 millones de autos nuevos, aunque advirtió que la crisis por semiconductores seguirá hasta finales del próximo año y principios del 2024.

Agregó que comparado con el 2021, este año las ventas pueden crecer apenas un 1.2 por ciento, en tanto que los aumentos en los precios por la inflación seguirán impactando a la industria, pues a la primera quincena de julio de 2022 el costo de los automóviles aumentó 8.67 por ciento.

Por marca, la japonesa Nissan tuvo la caída porcentual más grande en venta de vehículos solo en julio, con 9 mil 382 unidades vendidas, 42.7 por ciento menos que el año pasado, seguido en volumen por Toyota quien vendió 6 mil 728 autos, un 21.6 por ciento menos que en el séptimo mes del 2021.

BMW, Hyundai, Mercedes Benz y Mitsubishi, por su parte, también tuvieron caídas del 15.1, 12.2, 7.3 y 4.8 por ciento, respectivamente en julio en su comparación anual.

Armadoras aceleran producción y exportación

En medio de los embates que provocó la pandemia del coronavirus en la cadena de suministro de la industria automotriz en el mundo, armadoras como Nissan, Audi, Hyundai, KIA, GM, entre otras, así como de vehículos pesados y motocicletas, han anunciado recientemente planes para acelerar la producción, importación y colocación de unidades, para lo que resta del año.

En algunos casos como Audi, Hyundai y Nissan, México es un motor importante para introducir nuevos autos híbridos y eléctricos, que darían impulso a las ventas en fin de año.

“En cuanto a la producción, estimo que podríamos andar alrededor del 90 por ciento de lo que hemos hecho en los mejores años, hemos llegado a más de 50 países en esos años récord, en estos momentos hemos exportado a más de 30 países por la misma situación global, pero todo eso se va a componer conforme se vayan abriendo cada vez más los mercados”, dijo Horacio Chávez, director de KIA Motors México.

La compañía prevé superar la comercialización de unas 95 mil unidades a finales del año, cifra similar a la registrada en el 2019. En la misma línea está el fabricante de autos surcoreano Hyundai, que calcula llegar en este 2022 a vender más de 40 mil coches y elevar su participación por encima del 4 por ciento con nueva oferta de vehículos híbridos.

“Esperamos tener mejor disponibilidad de la que hemos tenido en los primeros seis meses, aunque igual que otras marcas, creo que es difícil dar el panorama de lo que va a pasar en el 2023, no creo yo que estemos todavía en condiciones normales de abastecimiento por el tema de los microchips, y muy cautelosos por el tema que pueda tener el tema de la inflación”, dijo Edgar Carranza, director general de Hyundai.

Al mismo tiempo, empresas como General Motors han anunciado la aceleración de operaciones en su planta de Coahuila para la producción de autos eléctricos, mientras que las armadoras Ford y Audi, también preparan el terreno para iniciar la fabricación de vehículos eléctricos en los próximos cinco años.

También lee: