Empresas

Que si lo esperan ‘tantito’: Pide el IMCP al SAT posponer hasta septiembre la facturación 4.0

Laura Grajedo, presidenta del IMCP, también solicitó que el complemento solo sea de traslado de mercancía, puesto que la documentación ya obra en posesión de los contribuyentes.

El Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) lanzó un llamado al SAT para que homologue el plazo para la obligatoriedad de la facturación 4.0 al 30 de septiembre, la misma fecha en que se exigirá el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) con complemento de la carta porte, afirmó Laura Grajeda.

Laura Grajeda Trejo, presidenta del gremio de los contadores del país, también pidió al Servicio de Administración Tributaria que el complemento solo sea de traslado de mercancía y no de legal posesión de la misma, puesto que la documentación ya obra en posesión de los contribuyentes.

“La emisión del complemento carta porte implica además para las micro, pequeñas y medianas empresas inversión en tecnología y personal en procesos administrativos”, indicó.

Por otra parte, Rolando Silva Briceño, vicepresidente de Apoyo a Federadas del IMCP, afirmó que las modificaciones a la Ley laboral permitirán que un mayor número de trabajadores tenga acceso al reparto de utilidades, pero lo que no se sabe es si esta PTU será mayor o menor para cada empleado, comparado con otros años.

“La PTU siempre va a estar ligada a las utilidades de las empresas, cuando tengamos ejercicios ganadores y hoy sabemos que en estas circunstancias hubo sectores empresariales con crecimientos importantes, como el sector farmacéutico”, explicó.

Se supone que las modificaciones que se hacen son para ligar las utilidades con la parte que reciben los trabajadores.

Las estimaciones que ha señalado la propia secretaria del trabajo, Luisa María Alcalde, si bien no hablan de una cantidad mayor de utilidades, sí de más personas que lo reciben.

“Estamos convencidos de que con las modificaciones que se hicieron habrá un número mayor de trabajadores que tengan acceso a una participación de las utilidades, sin embargo, habrá que dejar correr el tiempo para saber si esta fue mayor o menor, dejando claro que hasta antes de la modificación era el 10 por ciento sí o sí, no había forma de que se economizara o se acotará ese egreso”, recalcó.

Con la modificación a la Ley estaríamos hablando de una PTU repartida que represente menos del 10 por ciento de las utilidades de las empresas, por el formato que se está aplicando.

“Será un buen año para algunos y habrá quien lejos de tener un beneficio pueda tener una acotación en el acceso a sus derechos”, añadió.

Sobre la ley que combate al outsourcing expuso que si se analiza desde el punto de vista recaudatorio tiene todos los cambios orientados a este fin.

Pero si la ley que regula la subcontratación se tuviera que evaluar desde el punto de vista de la creación de empleos, los cambios no generan empleos ni nuevas empresas con más utilidades, lejos de eso hace más complejo la generación de empleos y por supuesto que en el inter y en el proceso tan costoso de implementación seguramente se quedaron algunas empresas en el camino.

También lee: