Elecciones EU 2020

Joe Biden gana oficialmente la elección presidencial al obtener votos necesarios en Colegio Electoral

Los 55 votos de los electores de California colocan a Biden por encima de los 270 necesarios para ganar.

Joe Biden aseguró oficialmente la presidencia de Estados Unidos después de que el Colegio Electoral confirmara su victoria este lunes, culminando un periodo tumultuoso provocado por la negativa de Donald Trump a reconocer que perdió con la ayuda de republicanos dispuestos a respaldar sus afirmaciones sin fundamento.

La votación del lunes ejerce presión sobre los republicanos del Senado y otros que se han negado a reconocer la abrumadora victoria de Biden, y en algunos casos trabajaron para revertir la voluntad de los votantes, para finalmente reconocer que Trump perdió y Biden asumirá como el 46 presidente el próximo 20 de enero.

Los 55 votos de los electores de California colocan a Biden por encima de los 270 necesarios para ganar. Los electores en los 50 estados de Estados Unidos y el Distrito de Columbia emitieron sus votos para presidente y vicepresidenta en ceremonias constitucionales consagradas que adquirieron una nueva importancia después de que Trump insistió sin pruebas de que la elección estaba "amañada".


El Congreso contará oficialmente los votos electorales el 6 de enero. Pero muchos republicanos no han reconocido públicamente la victoria certificada de Biden y los fallos judiciales que rechazan las impugnaciones a los resultados, diciendo que Trump tiene derecho a dejar que el proceso se desarrolle.

Te recomendamos:

El senador republicano John Cornyn de Texas, dijo que sería un "grave error" oponerse a los electores en el Congreso, calificando cualquier medida como "inútil e innecesaria".

"Creo que veremos el cambio de página el 20 de enero", dijo. "Tendremos una transición pacífica".


Trump declaró en una entrevista en Fox News que se transmitió el domingo que continuará con los desafíos legales, incluso después de que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó el viernes la oferta de Texas para anular los resultados de las elecciones en cuatro estados fundamentales, un caso que el presidente había llamado. "el Grande."

La demanda buscaba invalidar los votos en Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin para instalar a Trump por otro mandato. Los fiscales generales republicanos en 18 estados y 126 congresistas republicanos, aproximadamente dos tercios de la bancada republicana, lo habían apoyado.

Los republicanos dijeron que los electores de Trump que no estaban certificados se reunieron en Arizona, Georgia, Nevada, Pensilvania y Wisconsin para emitir votos en caso de que un litigio pendiente anulara los resultados, a pesar de que los votos electorales oficiales tienen el sello del estado. Cualquier intento de que el Congreso considere una lista rival de electores "no va a funcionar como una cuestión de derecho", dijo Edward Foley, profesor y director de un programa de derecho electoral en la Universidad Estatal de Ohio que ha estudiado elecciones disputadas.

Biden está planeando un discurso a la nación que pedirá a los estadounidenses que se unan ahora que el proceso ha concluido. "La llama de la democracia se encendió en esta nación hace mucho tiempo. Y ahora sabemos que nada, ni siquiera una pandemia o un abuso de poder, puede apagar esa llama", expresará Biden de acuerdo con un discurso preparado por su equipo de transición, el cual entregará a las 18:30 (hora local). "Entonces, ahora es el momento de pasar página. Para unir. Para sanar."

La campaña del presidente y sus aliados entablaron decenas de demandas que buscan invalidar las victorias de Biden en los estados de campo de batalla, y casi todas fueron rechazadas por falta de evidencia de fraude.

Rick Bloomingdale, un elector de Biden en Pensilvania, dijo antes de la reunión en Harrisburg que confiaba en que su voto sería contado y que los esfuerzos de Trump para revertir las elecciones fracasarían.

"Al mediodía del 20 de enero, Joe Biden será presidente de los Estados Unidos", dijo Richard W. Bloomingdale, presidente de la AFL-CIO de Pensilvania. "Para mí es alucinante que tengamos personas que en realidad están tratando de dar un golpe de estado y quitarle los votos a los votantes".

La mayoría de los electores se reunieron en sus capitales estatales con acceso restringido y distanciamiento social debido a la pandemia de coronavirus. Nevada llevó a cabo su reunión en su totalidad por videoconferencia, y Arizona no reveló públicamente la ubicación de su reunión para mantenerla "discreta".

Hubo protestas contra la elección de Trump fuera de la reunión del Colegio Electoral en algunos estados en 2016, y hubo informes de pequeñas manifestaciones este año. Los partidarios de Trump se reunieron para manifestarse en Washington el sábado, en ocasiones chocando con los contramanifestantes y la policía.

La policía escoltó a los electores de Michigan desde un estacionamiento hasta el Capitolio del Estado en Lansing, dijo el elector Chris Cracchiolo, vicepresidente del Partido Demócrata de Michigan.

"En el momento en que me ofrecí como voluntario para hacer esto, pensé que era algo ceremonial", dijo Cracchiolo antes de la reunión. "Desde el 3 de noviembre, la magnitud y la importancia de este papel parece magnificarse cada día".

La legislatura de Michigan se cerró debido a preocupaciones de seguridad, y la legislatura despojó al representante estatal republicano Gary Eisen de sus cargos en el comité el lunes después de que el legislador dijo que iba a ser parte de una protesta potencialmente violenta que busca anular la votación del Colegio Electoral del estado.

"Sé que este no es el resultado que algunos quieren. Tampoco es lo que quiero", dijo el presidente republicano de la Cámara de Representantes de Michigan, Lee Chatfield, en un comunicado apoyando el voto del Colegio Electoral por Biden. "Pero tenemos una república si podemos mantenerla. Y tengo la intención de hacerlo ".

Cuando los votantes estadounidenses marcan las papeletas en una carrera presidencial, en realidad están votando por la lista de electores de un candidato que emiten los votos electorales de ese estado: un voto por cada representante y senador de los Estados Unidos. El candidato que obtenga la mayoría de los 538 votos electorales, o 270, gana la presidencia.

Biden ganó 306 votos electorales de los 25 estados y el Distrito de Columbia que obtuvo, y los electores, que generalmente son seleccionados por sus partidos políticos, están esencialmente comprometidos a votar por el ganador del voto popular en su estado. Trump capturó 232 votos electorales de los 25 estados que ganó.

Todavía podría haber algo de drama cuando el Congreso se reúna el 6 de enero, si un miembro de la Cámara y el Senado objetan la lista de electores de un estado. Eso requeriría que cada cámara debata y vote sobre la objeción.

El representante republicano Mo Brooks de Alabama ha dicho que planea hacer una objeción, pero hasta ahora no ha surgido ningún senador que se le uniera. Setenta y cinco legisladores republicanos en Pensilvania también enviaron una carta el 4 de diciembre a la delegación del Congreso del estado instándoles a objetar.

Cualquier objeción que llegue a votación probablemente fracasará con los demócratas controlando la Cámara y suficientes senadores republicanos reconociendo la victoria de Biden, dijo Nathaniel Persily, profesor de derecho de la Universidad de Stanford y experto en derecho electoral.

Pero la reunión de electores de este lunes es el último paso para cualquiera que esté esperando a que se desarrolle el proceso, dijo Persily. "Eso constitucionalmente sería el final del camino", añadió.

Con la asistencia de Margaret Newkirk, David Welch, Amanda Albright, Brenna Goth, Alexander Ebert y Daniel Flatley