Trabajo del hogar equivaldría a casi un cuarto de la economía nacional en 2017
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Trabajo del hogar equivaldría a casi un cuarto de la economía nacional en 2017

COMPARTIR

···
menu-trigger

Trabajo del hogar equivaldría a casi un cuarto de la economía nacional en 2017

bulletSegún el Inegi, el valor de las 'labores del hogar' ascendieron a 5.1 billones de pesos, que significa más del 20% del PIB.

Héctor Usla
11/12/2018
Actualización 11/12/2018 - 13:33
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El valor económico que aporta el trabajo no remunerado doméstico y de cuidados ascendió a los 5.1 billones de pesos en 2017, lo que representó el 23.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), siendo de esta forma, la mayor contribución del trabajo doméstico a la economía nacional desde que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) tiene registros.

De acuerdo con la Cuenta Satélite del Trabajo no Remunerado de los Hogares de México publicada este martes, la participación de las mujeres triplica a la de los hombres, ya que las mujeres que se desempeñan en estas actividades contribuyeron con 17.5 puntos del PIB, mientras que los hombres aportaron 5.8 puntos.

Si el empleo doméstico fuera pagado por un jefe o patrón, las personas que realizaron algún trabajo no remunerado doméstico y de cuidados habrían ganado, en promedio, el equivalente a 39 mil 736 pesos anuales, lo que representaría un salario mensual de 3 mil 311 pesos.

Sin embargo, al separar este tipo de trabajo por género, se observó que el valor del trabajo de las mujeres oscilaría los 55 mil 811 pesos anuales (4 mil 650 pesos mensuales), mientras que en los varones, el monto equivaldría a 20 mil 694 pesos (mil 724 pesos al mes).

El censo anual reveló que al interior de los hogares mexicanos, las labores domésticas (en las que se incluyen los cuidados a niños o a adultos mayores, por mencionar algunos casos) contribuyeron con el 36.3 por ciento del gasto que ejercieron las familias durante 2017.

De manera particular, el tipo de trabajo que realizó la mayor aportación al PIB fue la enfocada en cuidados y apoyo, con el 7.4 por ciento, le siguieron las ejercidas en los campos de la alimentación (4.6 por ciento), la limpieza y mantenimiento a la vivienda (4.4 por ciento), la ayuda a otros hogares y trabajo voluntario (2.6 por ciento), las compras y administración del hogar (2.5 por ciento) y la limpieza y cuidado a la ropa y el calzado (1.7 por ciento).

A su vez, las horas semanales destinadas a las labores domésticas han dibujado una trayectoria al alza de 4.4 por ciento entre 2013 y 2017, al pasar de 26.5 a 27.7 horas por semana, en el que se observó que las mujeres aportaron el 76.7 por ciento del total de horas destinadas a las labores domésticas y de cuidados del hogar.

Este tipo de trabajo superó al alcanzado por algunas actividades económicas como el comercio, la industria manufacturera y los servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles de manera individual, las cuales registraron una participación de 18.7 por ciento, 17.2 por ciento y 10 por ciento, en cada caso.

Labores domésticas recaen en las mujeres

El estudio realizado por el Inegi reveló que la carga de las labores domésticas recae principalmente sobre las mujeres, ya que ellas destinan el 64.1 por ciento de su tiempo de trabajo total al desempeño de estas actividades, mientras que los hombres únicamente le dedican el 23.8 por ciento de su tiempo al trabajo del hogar.