Las Águilas escriben una historia a la 'Rocky Balboa' en Super Bowl LII
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Las Águilas escriben una historia a la 'Rocky Balboa' en Super Bowl LII

COMPARTIR

···
menu-trigger

Las Águilas escriben una historia a la 'Rocky Balboa' en Super Bowl LII

bulletFiladelfia se lleva el Super Bowl 52 luego de un explosivo y cerrado encuentro en el US Bank Stadium.

Redacción
04/02/2018
Actualización 04/02/2018 - 21:52
Jalen Mills, de las Águilas, celebra después de ganar el Super Bowl LII.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las Águilas de Filadelfia se llevan el Super Bowl 52 luego de un explosivo y cerrado encuentro contra los Patriotas de Nueva Inglaterra.

Los Águilas vencieron 41-33 a los 'Pats' en el Bank Stadium y ganaron el Super Bowl por primera vez.

Águilas de Filadelfia parecieron inspirarse literalmente en la historia de Rocky Balboa: se 'fajaron' en una batalla de descontones contra los Patriotas de Nueva Inglaterra, pero prevaleció su corazón para llevarse el triunfo, sumar su primer título de la NFL y escribir una de las más grandes sorpresas en la historia de este deporte.

Un balón suelto de Tom Brady, provocado por Brandon Braham y recuperado por Derek Barnett, cuando restaban 2:09 minutos en el último cuarto abrió la puerta para que Filadelfia sentenciara el triunfo por 38-33 sobre Patriotas en el Super Bowl LII disputado ante 67 mil 612 aficionados en el estadio US Bank.

Filadelfia desafió al destino amparado en una inspirada actuación del quarterback Nick Foles, quien se rehusó a ser la debilidad y fue una fortaleza para Filadelfia al terminar el partido con 373 yardas aéreas, tres pases de TD y una recepción en las diagonales.

En contraste, los Patriotas, que lucían como el Iván Drago que destrozaría a las Águilas, sumaron su quinta derrota en el Súper Domingo y tercera para la dupla de Tom Brady y Bill Belichick, la misma que buscaba su sexto anillo.

Un gol de campo de 46 yardas de Jake Elliott con 1:05 por jugar, le permitió a Filadelfia tomar la ventaja definitiva de ocho puntos, rubricando a un Super Bowl que será recordado por la enorme cantidad de récords ofensivos que se implantaron en él.

No bastaron las 505 yardas aéreas de Brady, ni las 152 yardas por recepción de Danny Amendola.

Fue el corazón de Foles, apoyado en las 100 yardas por recepción de Corey Clement y las 90 por carrera de Legarreta Blount, las que marcaron la diferencia en un partido que, irónicamente, apreció recordar a la trama de enero de 2001, cuando los mismos Patriotas eran pronosticados como víctimas segura de los Carnero de San Luis.

Los Patriotas y el entonces joven Brady desafiaron al destino. De la misma forma en que ahora lo hicieron Foles y las Águilas.

DEFENSIVAS CONGELADAS

Durante la primera mitad del partido, el frío que azotaba a la zona de las Ciudades Gemelas pareció congelar el accionar de las defensivas e inspirar el de las ofensivas.

Entre ambos equipos se combinaron para 673 yardas totales ofensivas, incluyendo un primer cuarto en que el anotaron todas las ocasiones en que los ataques entraron al emparrillado.

Fue cuando Foles comenzó también a mostrar que no estaba dispuesto a ser el punto débil de las Águilas, por lo que sumó 215 yardas por pase, un pase de TD y una recepción a las diagonales.

Sin embargo, en esta primera primera mitad también incluyó la inefectividad de los equipos especiales, pues Filadelfia erró un punto extra, mientras que los Patriotas fallaron un gol de campo y dos puntos extras en la pierna del habitualmente efectivo Stephen Gostkwoski.

Sin embargo, la acción por la que será recordada la primera mitad del Súper Domingo 52, lo fue la segunda anotación de los emplumados:

Con cuarta oportunidad y gol, a una yarda de las diagonales de Nueva Inglaterra, Filadelfia optó por una formación Wildcat, desde la que Jeffrey recibió el centro, le cedió el ovoide al ala cerrada Trey Burton quien le lanzó una suave espiral a Foles.

Así, el quarteback de Filadelfia se convertiría en el primero en la historia en lograr una atrapada de seis puntos en el Super Bowl.

Con dicha jugada, las Águilas se irían el medio tiempo con marcador parcial de 22-12.

La avalancha de puntos continuó sin freno durante el tercer cuarto. En ella, Brady sumó dos de sus pases de anotación, a lo cual las Aguilas respondieron con siete puntos, colocando la pizarra 29-26 y con lo mejor por venir para el arranque del ultimo cuarto.

El último cuarto del partido recibió a los Patriotas y Brady con la misma cuota de adversidad que les acompañó un año antes frente a los Halcones de Atlanta, en e Super Bowl LI y una semana antes, frente a Jaguares de Jacksonville, sólo que ahora abajo en el marcador por seis puntos.

Fue así que con 9:22 por jugar, recurrió a Gronkowski, con quien completó un pase de cuatro yardas y sumado al punto extra le dio a Patriotas su primera delantera del encuentro, por marcador de 33-32.

Crónica de Alfonso Mancilla*