Maserati Levante GTS y Porsche Cayenne, frente a frente
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Maserati Levante GTS y Porsche Cayenne, frente a frente

COMPARTIR

···

Maserati Levante GTS y Porsche Cayenne, frente a frente

Elegir un automóvil puede ser un proceso difícil. El SUV es el mejor esfuerzo del fabricante de automóviles italiano para enfrentar a la firma alemana con sede en Stuttgart.

Bloomberg | Por Hannah Elliott
14/11/2018
Maserati ha incorporado este año su potente motor V-8 de doble turbo.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Sergio Marchione, el legendario jefe del Fiat murió a principios de 2018, pero los planes para una de sus joyas de la corona permanecen intactos. Maserati continúa aumentando sus márgenes con los SUV y, en un futuro próximo, los autos eléctricos.

El objetivo del fabricante italiano ha sido el cálido y palpitante corazón de Porsche: quiere un pedazo más grande del pastel de lujo de SUV. Para ganarse más compradores en el segmento, Maserati ha incorporado este año su potente motor V-8 de doble turbo en dos nuevas versiones del Levante SUV que lanzó hace dos años: el súper deportivo Levante Trofeo de 590 hp y el elegante y poderoso Levante GTS, que es el que nos abocaremos en esta columna.

Porsche sentó un precedente en 2002, cuando introdujo el Cayenne que generó ganancias suficientes para salvar a la compañía en ese momento. Fue el primer SUV de lujo producido por una marca de automóviles deportivos de lujo.

Placeholder block
El año pasado, la marca vendió 50 mil autos a nivel mundial. | Maserati

Porsche tuvo gran éxito con el Cayenne: el año pasado vendió más de 13 mil vehículos sólo en Estados Unidos. La introducción del auto también allanó el camino para el Macan más pequeño, que hizo su debut en 2014 y es el vehículo más vendido de Porsche.

Por su parte, Maserati está siguiendo el mismo camino. Dio a conocer las dos versiones de alto rendimiento de su Levante antes de presentar un SUV más pequeño para 2020. Marchionne dijo que con la ayuda del segundo SUV, Maserati podría generar mil 140 millones de dólares en ganancias con la venta anual de 70 mil a 80 mil vehículos en todo el mundo. El año pasado, la marca vendió 50 mil autos a nivel mundial.

Sin embargo, planificación y ejecución son dos cosas diferentes. Maserati debe acertar con sus actuales productos si tiene alguna esperanza en el mercado. Su historial de fiabilidad reciente no es fuerte.

Y como dice un informe de Bloomberg Intelligence, ganar una cuota de mercado a sus competidores establecidos en Estados Unidos, como Audi y Porsche, será un desafío. Los SUV de Maserati se superponen con los de una docena de otras marcas de lujo y carecen de las redes de concesionarios y la antigua base de fans de Porsche y otros rivales en territorio estadounidense, como BMW, Mercedes-Benz y Lexus.

Placeholder block
Asientos opcionales de cuero con calefacción y enfriamiento y pedales deportivos de metal.| Maserati

Manejé el GTS Maserati Levante 2019 durante una semana en Nueva York. Una parrilla frontal como una divertida sonrisa, opciones limitadas de color para el exterior y un récord de fiabilidad no probado a largo plazo. Por su precio viene muy bien equipado: motor V-8 muy potente diseñado y fabricado por Ferrari, y sus múltiples calificaciones de rendimiento superiores al turbo Cayenne de Porsche.

Si la ingeniería alemana hace que tus ojos se pongan vidriosos, el Levante GTS de Maserati podría ser el adecuado para ti. Lo que más me gustó fue la personalidad, si ese término se puede aplicar a un SUV mediano. Un tridente de metal pulido centrado en su nariz establece el tono, seguido de listones anchos en la rejilla a través de todo el frente y esas salidas de aire de firma 'shark Gill' a lo largo de los lados. Aunque el GTS sea bajo que es difícil verlo escondido en una calle en una línea de autos estacionados, las llantas opcionales de aleación gris oscuro de 22 pulgadas, los faros LED de matriz, y un pequeño borde de alerón sobre la ventana trasera agregan adornos interesantes que llaman la atención.

Personalidad del auto. El GTS tiene hambre por el camino: el motor es el V-8 de 550 caballos de fuerza, doble turbo que se había reservado para el sedán GAT del Quattroporte. El SUV llega a 96 kph en cuatro segundos. La velocidad máxima es de 291 kph.

Por su parte, el Cayenne se desliza a través de sus engranajes de la paleta con más suavidad y maneja el ágil camino a través de un terreno sinuoso. Tiene más torque debajo de los engranajes inferiores, pero el fuerte y agresivo Levante tiene nueve caballos de fuerza más que el Cayenne y alcanza una velocidad máxima más alta a 6 kph.

El sistema inteligente de tracción total del GTS y los frenos Brembo tienen una mordida real, y junto con los cuatro modos de manejo son capaces y están programados para mejorar la conexión que se siente con la carretera, fácilmente a la par con lo que Audi y BMW tienen para ofrecer. El GTS no es mejor que éstos en cuanto a manejo, pero tampoco es peor, y si estás aburrido de las marcas alemanas es una digna opción.

En el interior, puedes observar asientos opcionales de cuero con calefacción y enfriamiento, pedales deportivos de metal; los modernos adornos de madera de poro abierto, tapicería de seda Zegna y forro de Alcantara en toda la cabina.

La tecnología que incluye el audio premium Bowers & Wilkins de 17 bocinas, así como el reconocimiento de señales de tráfico y otros sistemas para evitar accidentes, funciona de manera intuitiva pero no intrusiva. Incluso vale la pena pagar las opciones adicionales. La actualización del Levante GTS que manejé cuesta menos de 132 mil dólares.