DF vive auge bicicletero pero sin protección
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

DF vive auge bicicletero pero sin protección

COMPARTIR

···
Archivo

DF vive auge bicicletero pero sin protección

07/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.


Margarita Jasso
 
¿Alguna vez se ha preguntado si existe un seguro para su bicicleta? Tal parece que no será realidad, por lo menos no en el corto plazo.
 
De acuerdo con cifras de de la Secretaría de Medio Ambiente del DF, cada vez más habitantes de la Ciudad de México han optado por utilizar sus mejores herramientas de movilidad: sus pies. Se calcula que cada día, 10,000 personas hacen 400,000 viajes en bicicleta por el DF, cifra que es 20 veces mayor a la registrada todavía hace 5 años.
 
Sin embargo, estas cifras también han planteado un nuevo problema: el robo cada vez mayor de bicicletas así como un número considerable de accidentes, que va en aumento.
 
Ante ello, se plantea la posibilidad: ¿qué tan redituable sería vender seguros para usuarios de bicicletas?
 
“No hay una oferta de seguros para ciclistas en la Ciudad de México. Nos hemos topado con que el tema de los seguros y el aseguramiento es complejo, porque todas las empresas se basan en estadísticas sobre datos de incidencias, de accidentes y hay muy poca información, tanto en las aseguradoras como en la propia ciudad respecto a eso”, explicó en alguna ocasión Martha Delgado, cuando fungía como secretaria de Medio Ambiente del DF.
 
Delito a la alza
 
Según datos de la Procuraduría General de Justicia del DF, del 2008 al 2011 (la cifras más recientes), el robo de las bicicletas aumentó 1,924%, al pasar de 25 robos a 506.
 
En estos casos, las delegaciones más afectadas por este delito fueron la  Cuauhtémoc (188 robos registrados), Benito Juárez (56), Iztapalapa (54) y la Gustavo A. Madero (42).
 
Pero estas cifras oficiales parecen quedarse cortas, pues la denuncia de los ciclistas en redes sociales parece reflejar que es un problema mucho más frecuente. En la cuenta de Facebook de “Bicis robadas en México”, por ejemplo, hay usuarios que aseguran haber sido víctima de robo hasta en 7 ocasiones en tan sólo 2 años; en ninguno de los casos, como es de imaginarse, se levantó una denuncia, lo que significa que su situación no está reflejada en las estadísticas.
 
Para los accidentes, las cifras son aún más difíciles de calcular. Hasta ahora, quien lleva un registro de accidentes de los ciclistas es el mismo gobierno capitalino, pero sólo apunta a aquellos que ocurren a través del sistema Ecobici.
 
Ante los ojos de las autoridades, solamente ocurren entre 1 y 2 incidentes menores al día, como caídas de los ciclistas por las calles de la ciudad. Pero nuevamente, las redes sociales parecen demostrar que las cifras son mucho mayores.
 
Ante esta falta de información, las aseguradoras dicen no conocer la verdadera necesidad de los ciclistas y por tanto, no encuentran un motivo para lanzar seguros para ellos.
 
“Por un lado no hay la conciencia del aseguramiento y también las aseguradoras no estamos promoviendo ese seguro. Es muy importante asegurar una bicicleta por robo, pero también por accidente, un punto que a veces se omite”, reconoce Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).
 

Intentos fallidos
 
A inicios del 2012, el gobierno capitalino lanzó una convocatoria para que las empresas aseguradoras crearan un producto que diera protección a los ciclistas de la red Ecobici.
 
Entre los convocados estuvo Seguros Monterrey, que dice, no mostró interés: al no ser un mercado que ellos atienden, la compañía no quiso diseñar un seguro que cubriera hospitalización y pago a beneficiarios en caso de fallecimiento. Tampoco se interesó Mapfre, empresa que ya ofrece seguros a motociclistas.
 
Bajo la premisa “todo se puede asegurar, aunque no todo conviene asegurarlo”, Carlos Islas Munguía, director de Promotorías de AXA, explica que las compañías aseguradoras no tienen interés de crear un producto específico para ciclistas, ya que no hay demanda suficiente ante el desinterés de las personas en adquirir un seguro.
 
“Creemos que tener un producto especial para ciclistas no tendría la demanda necesaria. El riesgo para nosotros es alto y la única condición para que fuera atractivo es que tuviéramos la certeza de que muchos ciclistas van a comprar el seguro”, dice Munguía.