Cómo hacer Home Office sin dormirse en el intento
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cómo hacer Home Office sin dormirse en el intento

COMPARTIR

···
Archivo

Cómo hacer Home Office sin dormirse en el intento

26/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Mara Echeverría
 
Abandonar la cama, calzarse las pantuflas, encender la computadora y comenzar a trabajar mientras se bebe un café, parece una excelente idea. Los expertos le llaman ‘Home Office’, es decir, que un empleado haga desde su lugar de residencia, pero para que resulte tan productivo como asistir a la oficina se debe propiciar un ambiente adecuado que permita la productividad de los colaboradores.
 
“Una de las principales ventajas es tener empleados más productivos desde donde se les necesita. El concepto es movilidad”, refiere Ignacio Gallego, gerente regional de ventas de Linksys México, al referirse que el home office va más allá de trabajar desde casa.
 
Este concepto también ha permitido que muchas empresas se sumen a la creciente tendencia de trabajar con equipos multidisciplinarios y que no viven en las mismas localidades, según comenta Angélica de la Vega, gerente de relaciones públicas de Addeco.
 
Pero el teletrabajo, como también se le conoce al Home Office, no sólo es comodidad: permite a los corporativos hacer grandes ahorros en insumos, pues requieren lugares hasta 50% más pequeños, con lo que logran reducir costos de servicios como agua, renta o luz.
 
En ciudades como el DF, este tipo de trabajo aporta otra ventaja: evita el desgaste emocional y físico que los empleados tienen al recorrer grandes distancias para llegar a sus oficinas, según explica la gerente de relaciones públicas de Adecco, quien asegura que los colaboradores desarrollan un ‘sentido de pertenencia’ con la empresa que implementa estas ideas.
 
Cómo hacer un buen home office
 
Contrario a lo que se pudiera creer, el Home Office no es sólo instalar una computadora en la sala de una casa. De la Vega destaca la importancia de la capacitación (por parte de la empresa) para trabajar a distancia con el uso de herramientas tecnológicas, el uso de aplicaciones propias de la firma y también, con normas claras.
 
Gallego agrega otra condición: se tiene que establecer resultados por objetivos medibles y muy definidos; por ejemplo, cuotas de ventas u otros elementos que puedan ser presentados en reportes con carácter cuantitativo.
 
Los empleados también deben poner de su parte: se debe evitar confundir la comodidad con la indisciplina y la falta de responsabilidad.
 
¿Realmente es cómodo trabajar en casa? Todo depende de la profesión, el carácter del empleado y hasta las condiciones físicas que se tengan en el hogar.
 
“Empecé a trabajar desde casa cuando nació mi hijo. Me encargo de la administración de un restaurante y desde casa hago la contabilidad y pago a proveedores. Al principio era complicado pero ahora tengo tiempo para mí y el niño”, refiere Anahi Torres, licenciada en Relaciones Internacionales.
 
En contraste: “Yo regresé a laborar a la oficina porque me parecía aburrido estar sola, pese a que desarrollaba mi trabajo en mejor tiempo que asistiendo a la oficina”, confiesa Lilu Guzmán, una publicista.
 
¿Quiénes son los más aptos para trabajar desde casa? Gallego considera algunas profesiones:
 
-Personal del área de ventas
-Periodistas y Escritores
-Publicistas
-Diseñadores gráficos y dibujantes
-Contadores
-Personal de soporte técnico
-Gente involucrada en labores de web, como redes sociales, creadores de ideas multimedia o profesores de cursos online
 
El A, B, C
 
Los expertos proporcionan estas ideas para sacarle provecho al Home Office.
 
A. Se debe ‘crear’ una oficina en un espacio de la casa, en un lugar cerrado, que esté alejado de distracciones como la televisión, mascotas y/o niños. También es importante tener una silla cómoda, pero que no invite al sueño
 
B. Contar con un servicio de internet que no presente fallas y un equipo de cómputo rápido; además, se deben evaluar qué otras herramientas se van a necesitar para tenerlas a la mano: teléfono, fax, computadora, impresora, por mencionar algunas.
 
C. La responsabilidad es el valor más importante para trabajar desde casa. Se debe estar siempre disponible para comunicarse con los supervisores, establecer horarios de oficina, cumplir con ellos y no combinar tareas laborales con personales.