WEF Cancún

AT&T tardará dos años en alcanzar servicio deseado en México: CEO

Thaddeus Arroyo, CEO de AT&T en México, dijo que la primera fase de la integración de las redes de Iusacell y Nextel de México, adquiridas recientemente, ya comenzó.
Reuters
07 mayo 2015 13:25 Última actualización 07 mayo 2015 13:25
Thaddeus Arroyo

Thaddeus Arroyo, nuevo CEO. (Tomada de LinkedIn)

La unidad mexicana de AT&T demorará "un par de años" en alcanzar el nivel de servicio que quiere ofrecer en México para enfrentar a América Móvil, dijo su director general.

Thaddeus Arroyo contó en una entrevista al margen del Foro Económico Mundial sobre Latinoamérica que la primera fase de la integración de las redes de Iusacell y Nextel de México, adquiridas recientemente, ya comenzó.

Pero agregó que "lo que realmente queremos hacer en el largo plazo, que es desplegar tecnología avanzada de cuarta generación a más de 100 millones de mexicanos (...) eso tomará algunos años".

América Móvil, de Carlos Slim, controla el 70 por ciento del mercado de telefonía móvil en México con 72 millones de clientes, comparados con los alrededor de 9 millones que tiene AT&T tras la adquisición de las dos empresas, la tercera y la cuarta del mercado local.

Las adquisiciones dieron a AT&T un punto de partida en América Latina para comenzar a crecer fuera del saturado mercado de telefonía móvil de Estados Unidos, aunque analistas no ven a la flamante unidad mexicana sacudiendo las aguas hasta después de algún tiempo.

VIDEO, A MÁS LARGO PLAZO

AT&T también está desafiando a la española Telefónica, el segundo operador en términos de suscriptores móviles en México, aunque los negocios combinados de AT&T generan más ingresos.

El ejecutivo agregó que están interesados en observar las oportunidades que el mercado ofrece en términos de alianzas para incluir video en su lista de servicios, una vez que superen la integración en el corto plazo.

La casa matriz de AT&T está a la espera de aprobación regulatoria para comprar al proveedor de TV satelital DirecTV , lo que la convertiría en socia de Grupo Televisa -el mayor proveedor mundial de contenidos audiovisuales en español- a través de su unidad Sky.

"Pienso que a medida que salgamos del corto plazo (...)ciertamente estaríamos abiertos e interesados en cuáles son las nuevas soluciones que podemos traerle a los consumidores", afirmó.